aceite de oliva

 

Los Mejores Remedios Para Aligerar la Digestión

Aligerar la Digestión

Las malas digestiones son muy frecuentes en vacaciones debido a los excesos dietéticos, el abuso del alcohol y el calor sofocante. Siguiendo estas sencillas recomendaciones, disfrutarás de los placeres de la mesa sin que tu estómago se resienta.

En el aperitivo, haz un hueco a los encurtidos

Las personas con digestiones lentas o pesadas harán muy bien en comer unos pepinillos, unas zanahorias o unas cebolletas encurtidas en el aperitivo, ya que estos vegetales estimulan las funciones digestivas del estómago. Al tratarse de alimentos fermentados, también regeneran y fortalecen la flora intestina, ç-encargada de prevenir un buen número de desórdenes estomacales, como las fermentaciones, la hinchazón abdominal, el estreñimiento o la diarrea.

Prepara entrantes y postres con Piña

Esta fruta tropical es una fuente excepcional de unas enzimas que aceleran la digestión de las proteínas de la carne o el pescado. Es, por tanto, muy buena idea introducir la piña en los entrantes –ensaladas, cóctel de gambas, etc. – o en los postres –carpaccio de piña con jengibre, sorbetes, etc.- Los germinados, la papaya y el kiwi son otros de los alimentos con estas enzimas digestivas.

Acompaña la comida de Agua con Gas

Por su contenido en ácido carbónico, el agua con gas estimula la secreción de jugos gástricos, facilitando la asimilación de los alimentos. Acompañar la comida con este tipo de agua es un hábito muy recomendable entre personas mayores, ya que con la edad segregan menos jugos gástricos, lo que da lugar a digestiones más difíciles. No sigas este consejo si sufres gases, hinchazón abdominal o gastritis.

Read the rest of this page »



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Mejorar las Varices

Mejorar las Varices

Siempre me acordare de lo que me decía mi abuela sobre las varices: nada de fumar, nada de baños calientes, nada de ropa ajustada y mucho ir al lavabo.

MASAJES DE ACEITE DE OLIVA– Esas protuberancias azuladas que no pocas personas lucen en sus piernas, sobre todo la que pasan muchas horas de pie y casi no dan un paso, se pueden combatir con masajes de aceite de oliva o de almendras dulces. Pero para mejorar las varices no sirve cualquier tipo de masaje, me decía mi abuela. Siempre conviene hacerlo de abajo hacia arriba, es decir, siempre en dirección al corazón para activar la circulación sanguínea.

INFUSIONES VERDES Y AJO– Fruta y verdura frescas nunca faltaban en casa de quienes tenían varices, pero sobre todo siempre había grandes cantidades de lechuga y perifollo. Con estas dos verduras se hacían infusiones y se las tomaban templadas a razón de tres al día, preferiblemente tras las comidas. Además de estos alimentos verdes y sanos, mi abuela recomendaba el anti-varices por excelencia: el ajo. Con un diente al día es suficiente.

EJERCICIO PARA LAS PIERNAS– Mi abuela también repetía que quien tiene varices lo mejor es que coloque siempre que pueda las piernas en alto y que camine a paso ligero durante un buen rato.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Solucionar la Incontinencia de Orina

Solucionar la Incontinencia de Orina

A los niños de antaño les encantaba el remedio que seguían sus madres para que no se hicieran pipí en la cama: unas galletas riquísimas que hacían expresamente con unos ingredientes muy adecuados para que los niños no mojaran más la cama.

COMO LA PASTELERÍA…– Recuerdo las grandes bandejas que sacaba mi abuela del horno repletas de galletas hechas con semillas de ortiga muerta, harina de centeno recién molida y miel. Por cada 100 gramos de harina utilizaba 15 de semillas y dos cucharadas de miel. Comiendo una galleta cada día el problema de la incontinencia urinaria se solucionaba, siempre que el médico no hubiera detectado que el problema fuera por causas profundas.

¡A COMER PATATAS!– ¿Sabéis lo que también recomendaba mi abuela para los niños que se hacían pipí en la cama? Que comieran mucha patata hervida, asada, en zumo… Aseguraba que los niños cuyas madres incluían patata en su dieta nunca mojaban la cama.

FRIEGAS Y MOVIMIENTO– Otro de los remedios que seguían nuestras abuelas era hacer a los niños, justo antes de acostarse, una buena friega de aceite de oliva templado en la parte de los riñones y el bajo vientre. Además, les hacían practicar un par de minutos de ejercicio para liberar la presión de la vejiga.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Poner Fin al Estreñimiento

Poner Fin al Estreñimiento

A mi abuela no había estreñimiento que se le resistiera. Con métodos tan sencillos, pero eficaces, como los que detallamos a continuación, todo volvía a su ritmo habitual.

A LA RICA VERDURA– Para poner fin al estreñimiento, no hay nada mejor que cenar, únicamente, una ensalada de “crudités”. La más eficaz es la compuesta por lechuga, apio, zanahoria y coliflor cruda, todo bien picadito y aliñado con un poco de aceite de oliva. Te aseguramos que, al día siguiente, tu problema se habrá solucionado. Si no te gusta la verdura cruda, puedes tomarla ligeramente salteada en la sartén o bien licuada. El efecto laxante, sin embargo, será parecido. 

EL SANO ACEITE DE OLIVA– Nuestras abuelas tenían mucha fe en las virtudes del aceite de oliva. Lo utilizaban prácticamente para todo, pero muy especialmente para luchar contra el estreñimiento. Si tomas una cucharada sopera de aceite de oliva de primera presión en frío a diario y en ayunas irás como un reloj.

REMEDIO DE FLORES– Y por último dos agradables remedios que te ayudarán a superar el problema. Se trata de tomar dos infusiones diarias de pétalos de rosa o comer también a diario, pulpa de tamarindo. Estos dos remedios te harán la vida mucho más fácil. 

 

Calmar el Dolor de la Artritis Crónica

Calmar el Dolor de la Artritis Crónica

Para una enfermedad tan común a partir de cierta edad como la artritis, nuestras abuelas tenían mil y un recursos que calmaban el dolor que esta dolencia conlleva principalmente en las articulaciones.

CON UN PAÑO DE FRANELA ROJO…-Cuántas veces habré visto a mi abuela con un paño de franela rojo envuelto en su brazo, en su rodilla… allá donde más le atacaba la artritis. Y es que antaño se decía que haciendo esto se calmaba el dolor. Eso sí, el paño tenía que ser de franela y de color rojo y debía colocarse una vez frío y otra caliente sobre la articulación afectada por la artritis.

ACEITE DE OLIVA TEMPLADO– Mi abuela sufría a menudo fuertes dolores a causa de esta enfermedad y, además de ponerse estas compresas frías y calientes, se hacía masajes de aceite de oliva templado, sobre todo en sus dedos, tan pronto como empezaba a sentir las molestias. Y lo recomendaba a todo el mundo por su extraordinaria efectividad.

IGUAL QUE LA ASPIRINA– Para completar su plan de choque contra la artritis, mi abuela tomaba ir fusiones de sauce blanco, el precursor de la aspirina. Hacía una infusión con 15 gramos de raíz de este árbol en tres cuartos de litro de agua. Repartía el cocimiento en tres tomas diaria y lo ingería dos días seguidos. No tomar si se tiene alergia a la aspirina. 

Potenciar Uñas Fuertes

Potenciar Uñas Fuertes

En la antigua China, los miembros de la clase alta dejaban crecer sus uñas de forma exagerada para demostrar que no realizaban ningún tipo de trabajo manual. Sin llegar a estos extremos, tú también puedes lucir unas uñas de mandarín con estos trucos naturales.

UÑAS DE ACERO– Un remedio de la época de mi abuela para endurecer las uñas. Se trata de mezclar dos cucharadas de aceite de oliva y una pizca de salvia. Calentar al baño María durante cinco minutos y dejar reposar cinco minutos más. Sumerge las uñas en el aceite durante veinte minutos dos veces a la semana durante un mes y tendrás unas uñas a prueba de roturas. Una variación de este mismo remedio es utilizar únicamente aceite de ricino.

ALEGRÍA CARIBEÑA– Un truco que utilizaban las mujeres cubanas para reforzar sus uñas. Mezcla dos cucharadas de zumo de piña o de papaya con una cucharada de yema de huevo y media de vinagre. Mezcla bien y aplícalo sobre las uñas realizando un suave masaje. Deja que actúe durante media hora y, una vez pasado este tiempo lávate las manos con agua fría. Conseguirás unas uñas preciosas. En ocasiones, las uñas débiles son la señal de una dieta inadecuada. En este caso, una infusión diaria de cola de caballo puede ser la solución. 

Potenciar las Pestañas Espesas

Potenciar las Pestañas Espesas

Hay muchas mujeres que enamoran con una simple caída de pestañas. Si quieres aumentar tu poder de seducción, consigue unas pestañas “a lo Garbo”, como diría mi abuela, con estos sencillos trucos.

MÁSCARA DE REGALIZ– En la época de mi abuela, los productos cosméticos no estaban tan al alcance como ahora. Para maquillar las pestañas, las mozas de entonces solían aplicarse una barra de regaliz ligeramente humedecida en agua. El efecto era muy similar al conseguido con las máscaras de pestañas convencionales y, además, contaban con una ventaja: al tratarse de un producto totalmente natural, no producía alergias.

PESTAÑAS MÁS FUERTES– Para fortalecer las pestañas débiles, conviene hidratarlas en profundidad. Lo conseguirás aplicándoles a diario, antes de irte a dormir, un poco de aceite de oliva que distribuirás cuidadosamente con la yema de los dedos o con un bastoncillo de algodón. El aceite de oliva te dejará las pestañas más fuertes y brillantes.

…Y MÁS RIZADAS– Mi abuela no era demasiado partidaria de utilizar rizadores, ya que era de la opinión de que, a la larga, estropeaban las pestañas. Ella prefería rizarlas aplicándoles una cuchara por su parte convexa. Si realizas esta operación después de maquillarlas, el efecto será más intenso. 

 

Potenciar los Oídos Sanos en los Niños

Potenciar los Oídos Sanos en los Niños

La otitis es una enfermedad que afecta sobre todo a los niños menores de 4 años y que debe ser tratada por un medico. Hay, sin embargo, una serie de medidas que pueden ayudarte a evitar su aparición.

BUENOS ZUMOS Y BUENAS ENSALADAS– A los niños que se quejaban del oído cada dos por tres, mi abuela les ponía a “dieta”. En estos casos, recomendaba sustituir los productos refinados por los integrales, y, sobre todo, aumentar el consumo de alimentos crudos (frutas y verduras). Cuando atravesábamos una mala racha, en cuanto a dolor de oídos se refiere, nos obsequiaba con riquísimas ensaladas, zumos de fruta y macedonias. ¡No había medicina más agradable y eficaz! 

¡MAMÁ, PUPA!– Si el oído empezaba a doler antes de sufrir males mayores, mi abuela recomendaba echar a diario, dentro del oído, dos o tres gotas de aceite de oliva que había calentado previamente con sus manos. Es una buena costumbre que mantendrá alejado el dolor de oídos.

CATAPLASMA DE PATATA– Otro remedio de urgencia para confortar un oído que empieza a dar la lata, es la cataplasma de patata. Se hierve una patata, se aplasta con el tenedor y, sin dejar que se enfríe totalmente, se aplica sobre el pabellón auricular. El calor de esta cataplasma alivia el dolor.   

 

Potenciar las Manos Suaves

Potenciar las Manos Suaves

Antiguamente se decía que una dama no era una dama si no llevaba las manos pulcramente arregladas. Por esta razón hay infinidad de remedios para dar a nuestras sufridas manos la suavidad y belleza que se merecen.

PEPINO CONTRA LAS GRIETAS– Si tienes las manos muy estropeadas, con grietas o, simplemente, algo ásperas, el fresco pepino puede ser la solución que necesitas. Mezcla dos cucharadas de zumo de pepino con tres cucharadas de cualquier crema hidratante y dos de aceite de coco o aceite de oliva. Bátelo bien hasta obtener una mezcla homogénea. Aplícate esta crema a diario, realizando un suave masaje.

PATATA Y MIEL– Mi abuela siempre reservaba una patata del caldo para aplicársela sobre las manos. Y es que la patata es un excelente suavizante para las manos. Si quieres hacerte una crema hidratante de tu propia cosecha, aplasta una patata cocida sin piel y añádele dos cucharadas de leche y la misma cantidad de miel. Mezcla bien hasta obtener una crema y aplícala sobre las manos. Deja que actúe durante media hora y retírala con agua.

MANOS LIMPIAS– Y, por último, un sistema para limpiar las manos sin agredir su piel. Haz una pasta con aceite de oliva y azúcar y frota las manos con ella. Retíralo con un papel de cocina.  

 

Usos del Aceite de Oliva Para el Hogar

Aceite de Oliva

Se le llama el “oro líquido” y no es para menos. El aceite de oliva previene el colesterol, protege el corazón y fortalece las defensas. Nuestras abuelas no tenían conocimientos de estas cualidades, pero, con su gran intuición, sabían que el aceite debía figurar en un lugar destacado en la botica.

Clavar un clavo: En la mayoría de las ocasiones,esta sencilla operación puede volverse todo un suplicio, sobre todo si el clavo se resiste y se niega a clavarse en la pared. Para facilitar las cosas, un truco muy viejo pero muy efectivo es aplicar previamente un poco de aceite de oliva en el clavo en cuestión. Además de conseguir tu objetivo, evitarás ponerte de mal humor y, sobre todo, sufrir posibles y dolorosos accidentes.

Muebles manchados de agua: Para eliminar las manchas que dejan los vasos en los muebles, frótalas con una mezcla de ceniza de cigarro y aceite de oliva

 Manchas de óxido en superficies metálicas: Las manchas de óxido en los radiadores y demás superficies metálicas pueden eliminarse frotándolas con un poco de aceite caliente.