aceite

 

Remedios para acelerar la curación de la otitis

lavanda

DEBE IR AL MEDICO SI…

-El oído supura.
-Hay fiebre y dolor intenso.
-Sensación de oídos tapados o bajo presión.
Estos remedios naturales, que únicamente complementan el tratamiento recomendado por el otorrino, pueden ser de gran ayuda a la hora de aliviar el dolor y reducir la inflamación del tejido que tapiza el interior del oído.

¿Es tu punto débil? Recure al PROPOLIS
Los jarabes –ideales en niños- y las capsulas que combinan la propiedades antisépticas del própolis, la equinácea y el tomillo aumentan la resistencia a las infecciones de oído y aceleran la recuperación de las otitis. A ser posible, elige un preparado que también este formulado con regaliz, una planta que ayuda a reducir los procesos inflamatorios.

Calma las molestias con la ayuda de CALENDULA
Un remedio tradicional que se emplea con buenos resultados para aplacar el dolor producido por las otitis es el que se obtiene cubriendo con aceite de oliva virgen pétalos de caléndula, flores de gordolobo y llantén. Deja que macere durante unas dos horas, filtra y aplica dos gotas de este preparado tibio, calentando al baño María, en un algodoncito. Apóyalo en el orificio de entrada del oído y, si el dolor ha dado tregua, repite la aplicación 3-4 veces al día.

Incluye aceite esencial de LAVANDA en el botiquín
En el periodo estival, introducir la esencia de lavanda en el botiquín natural de primeros auxilios es un acierto. Este aceite esencial alivia las picaduras de insectos y aleja los mosquitos con la misma eficacia con la que mejora el tratamiento de la otitis externa, más habitual en verano debido a que el agua del mar o la piscina favorece la proliferación de bacterias. Con este fin, vierte dos gotas de la loción en un algodón y aplícalo suavemente en el oído afectado. Más vale prevenir que curar. Así que ten la precaución de secar con la punta de una toalla el pabellón auricular.

ACEITE de OLIVA y CEBOLLA, lo más socorrido
Si no tienes ninguna de estas plantas o esencias florales a mano, no te preocupes. Calienta las capas más externas de dos cebollas en aceite de oliva virgen. Retira del fuego y cuando se haya entibiado, sumerge un algodón en el preparado. Escúrrelo y colócalo en el oído afectado.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Calmar el Dolor de Lumbago

Calmar el Dolor de Lumbago

El temido azote del lumbago se presenta cuando menos te lo esperas, al agacharte a recoger algo del suelo, al forzar un movimiento…

EL “UNGÜENTO CHINO”– Cuando nuestras abuelas veían que sus maridos llegaban de trabajar de campo con ese dolor que les hacía permanecer encorvados, ponían en práctica un antiquísimo remedio muy popular conocido con el nombre de “ungüento chino”. Hacían una decocción hirviendo 10 gramos de cáscara de naranja amarga en una taza de agua durante quince minutos y, tras filtrar el líquido, lo reservaban. Mientras se enfriaba un poco, tumbaban al marido en la cama y frotaban su región lumbar con ortigas, con el fin de preparar la piel para recibir la decocción de naranja. A continuación mojaban un paño de lana en el líquido y lo aplicaban sobre la zona dolorida. Lo mantenían unos veinte minutos con un vendaje y repetían la operación al día siguiente.

EI ACEITE DEL SOL– Lo que también es excelente para combatir el lumbago es el aceite de oliva, que recoge las poderosas propiedades del sol, y las bayas de enebro. En un tarro de cristal echa medio litro de aceite y 100 gramos de bayas de enebro y déjalo un mes al sol, agitándolo cada día. Masajea la zona lumbar con este aceite. 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Combatir el Estrés

Combatir el Estrés

En la época de nuestras abuelas esta frase que tanto se pronuncia hoy en día, “estoy estresada”, no se oía, porque esta dolencia no existía como tal. Pero ellas si sabían reconocer cuando alguien sufría ese mal, que no sabían cómo llamar y que siempre achacaban a los nervios.

ESPLIEGO, ACEITE Y SOL– ¿Sabes cómo lo combatían? Con el mismísimo espliego que perfumaba sus armarios. Cogían dos puñados de flores recién cortadas de espliego y las ponían a macerar al sol en un litro de aceite de oliva durante tres días. A continuación lo pasaban por un paño de hilo fino, cogían más flores y las volvían a poner en el aceite colado para que cogiera toda la esencia de espliego que fuera posible. Y volvían a poner la botella al sol durante tres días más. Después, bien colado, daban a tomar al “estresado” un terrón de azúcar de caña con cuatro gotas de aceite de espliego cada mañana, hasta que su mejoría era patente.

YEMA DE HUEVO QUE ALIVIA– De entre los muchos alimentos que les daban a tomar para contrarrestar la fatiga, falta de concentración, dolores de cabeza…, sobresale la yema de huevo, que aliviaba de forma rápida todos estos contratiempos. Como no conviene abusar de ella, debe tomarse una yema de huevo cada dos días durante dos semanas.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Potenciar las Caderas Esbeltas

Caderas Esbeltas

Años atrás, las caderas anchas y rotundas estaban de moda y a nadie se le ocurría querer adelgazar en esa zona. Eso si, cuando aparecían los antiestéticos bultitos de la celulitis, la cosa cambiaba. Era entonces cuando los trucos de la abuela entraban en juego.

PULVERIZAR LA CELULITlS– El tratamiento más eficaz contra este problema son las infusiones de hierbas diuréticas. Son plantas que ayudan a eliminar líquido y toxinas del organismo. Una de las más eficaces es la infusión de tomillo. Dos tazas al día, endulzadas con miel, te ayudarán a acabar con el problema. Otra forma agradable de tomar esta planta es en sopas con pan.

CALDOS QUE AYUDAN– Mi abuela nunca tiraba el agua que se obtenía de cocer las verduras, ya que siempre le daba una utilidad. Contra la celulitis, los caldos más adecuados son los de apio y los de espárragos. Son caldos depurativos que te ayudarán a estar más sana y más delgada, sin sombra de celulitis. Tómalos a diario y lo notarás.

MASAJE DE ACEITE Y LIMÓN– Un remedio tradicional contra la celulitis es realizar un masaje sobre las zonas afectadas con el siguiente aceite casero. Consiste en mezclar medio vaso de aceite vegetal con una cucharada sopera de zumo de limón. Realízalo a diario con la ayuda de un guante de crin. 

 

Potenciar Beber Menos

Beber Menos

Mi abuela tan sólo bebía lo que ella Ilamaba “cordiales”, bebidas alcohólicas muy suaves que ella misma preparaba con fines exclusivamente terapéuticos. Contraria al abuso del alcohol, no faltaban en su recetario remedios para aborrecer este perjudicial hábito.

VINO PARA ABORRECER EL ALCOHOL– Cuando alguien del pueblo abusaba del alcohol y pedía su ayuda, mi abuela le recomendaba este antiquísimo remedio. Consistía en hervir tres puñados de hojas de encina seca en medio litro de agua hirviendo. A continuación, lo filtraba y embotellaba. Para que la persona aborrezca poco a poco el alcohol, hay que añadir diez gotas de agua de encina en cada litro de vino u otro tipo de bebida alcohólica que consuma. Puede ser que este remedio quite las ganas de comer. Si es así, evítalo. 

MÁS ACEITE, MENOS COPAS– Si tienes que acudir a una fiesta en la que prevés que vas a beber más de la cuenta, tómate antes dos buenas cucharadas de aceite de oliva. No es un remedio muy agradable, pero hará que las bebidas alcohólicas te resulten menos apetecibles.

LA BUENA MIEL– Las personas que beben más de la cuenta padecen una serie de carencias vitamínicas que las debilitan y perjudican. Consumir miel les ayudará a sentirse más fuertes y luchar con éxito contra el alcohol.

Usos del Aceite de Oliva Para el Hogar

Aceite de Oliva

Se le llama el “oro líquido” y no es para menos. El aceite de oliva previene el colesterol, protege el corazón y fortalece las defensas. Nuestras abuelas no tenían conocimientos de estas cualidades, pero, con su gran intuición, sabían que el aceite debía figurar en un lugar destacado en la botica.

Clavar un clavo: En la mayoría de las ocasiones,esta sencilla operación puede volverse todo un suplicio, sobre todo si el clavo se resiste y se niega a clavarse en la pared. Para facilitar las cosas, un truco muy viejo pero muy efectivo es aplicar previamente un poco de aceite de oliva en el clavo en cuestión. Además de conseguir tu objetivo, evitarás ponerte de mal humor y, sobre todo, sufrir posibles y dolorosos accidentes.

Muebles manchados de agua: Para eliminar las manchas que dejan los vasos en los muebles, frótalas con una mezcla de ceniza de cigarro y aceite de oliva

 Manchas de óxido en superficies metálicas: Las manchas de óxido en los radiadores y demás superficies metálicas pueden eliminarse frotándolas con un poco de aceite caliente.

Usos del Aceite de Oliva Para la Belleza

Aceite de Oliva

Se le llama el “oro líquido” y no es para menos. El aceite de oliva previene el colesterol, protege el corazón y fortalece las defensas. Nuestras abuelas no tenían conocimientos de estas cualidades, pero, con su gran intuición, sabían que el aceite debía figurar en un lugar destacado en la botica.

Piel hidratada después del sol: Si has estado tomando el sol y tienes la piel tirante y reseca, aplícate una pequeña cantidad de aceite de oliva sobre la piel bien limpia. Extiéndelo bien para que cubra toda la piel por igual. El aceite aliviará la irritación ocasionada por el sol y te dejará la piel perfecta. De esta manera, además previenes la aparición de arrugas. Evitas este remedio si tienes la piel grasa o con problemas de acné.

Evita la caída del pelo: El aceite de oliva hidrata y fortalece el cabello. Mezclado con una solución alcohólica, como el ron, y una yema de huevo evitará la caída.

Necesitarás: 5 cucharadas de aceite de oliva, 10 cucharadas de ron y una yema de huevo.

1- Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener un líquido homogéneo.

2- Aplícalo por todo el cuero cabelludo realizando un suave masaje.

3- Deja que actúe durante la noche y, al día siguiente, lávalo con champú.

Mascarilla para puntas abiertas: Las melenas largas suelen sufrir este problema con mucha frecuencia. Las puntas se resecan y se abren, dando al cabello un aspecto opaco y deslucido. Años atrás, tener una melena larga y cuidada era el objetivo de toda mujer elegante. Por esta razón, no faltaban remedios para nutrir las puntas y evitar su deterioro. El aceite de oliva era, por regla general, el producto más utilizado para este menester. Altamente hidratante, sirve para suavizar el cabello, darle brillo y sellar las puntas abiertas.

Necesitarás: Dos cucharadas de aceite de oliva, un huevo, una cucharada de vinagre de sidra.

1- Bate el huevo y añádele el aceite y el vinagre.

2- Caliéntalo todo ligeramente al baño María.

3- Aplica sobre las puntas y elimina con agua media hora después.

Más fértiles: El aceite de oliva contiene grandes cantidades de vitamina E, la vitamina que previene la esterilidad. Las parejas que estén pensando en aumentar la familia, por lo tanto, deben asegurarse de que el aceite de oliva no falte en su dieta diaria. Tómalo preferentemente crudo, aliñando platos de verdura y ensaladas.

Irritaciones del pañal: Los niños con la piel delicada suelen sufrir severas irritaciones producidas por el pañal que no parecen marcharse con nada. En estos casos, nuestros antepasados recurrían al aceite de oliva. Aplica una fina capa de aceite sobre la piel limpia y renuévala en cada cambio de pañal. El aceite hidrata la piel y cura la irritación.

Beneficios del Aceite de Oliva Para la Salud

Aceite de Oliva

Se le llama el “oro líquido” y no es para menos. El aceite de oliva previene el colesterol, protege el corazón y fortalece las defensas. Nuestras abuelas no tenían conocimientos de estas cualidades, pero, con su gran intuición, sabían que el aceite debía figurar en un lugar destacado en la botica.

Costra Láctea en los bebes: Muchos recién nacidos sufren este problema, una especie de caspa que aparece sobre el cuero cabelludo. Las nodrizas de antaño lo eliminaban aplicando una buena cantidad de aceite de oliva sobre la cabeza antes de acostar al pequeño. Al día siguiente, peinaban al bebé con un peine hasta eliminar toda la caspa.

Niños que mojan la cama: Si tu hijo tiene este problema, haz como las abuelas y dale un masaje en los riñones con aceite de oliva antes de ir a dormir.

Cera en el oído: Hay personas que son propensas a sufrir tapones de cera. Antiguamente, se aplicaba aceite de oliva tibio en los oídos para ablandar el cerumen.

Aceite para el estreñimiento: Acostúmbrate a tomar, cada mañana en ayunas, una cucharada de aceite de oliva mezclada con unas gotitas de zumo de limón. Este sencillo remedio te ayudará a combatir el estreñimiento más rebelde.

Grietas en los labios: Para eliminar las molestas “boqueras” o grietasen la comisura de los labios, tan sólo tienes que aplicar, suavemente y con la yema de los dedos, un poco de aceite sobre la zona afectad. Hazlo a diario y las “boqueras” mejorarán.

Prevenir las piedras de vesícula: Si aliñas los platos con abundante aceite crudo, podrás prevenir la formación de los cálculos biliares.