acné

 

Quitar el Acné

Quitar el Acné

Remedios para combatir el acné he llegado a oír tantos que, al final, me quedo con los que me explicaba mi abuela que hacían en sus tiempos de juventud, Eran remedios tan sencillos que ponerlos en práctica no cuesta nada.

TILO COMÚN PARA TU PIEL– No os podéis llegar a imaginar lo mucho que el tilo común puede hacer contra el acné. Mi abuela me hacía tomar una infusión de hojas de esta planta después de cada comida durante las épocas en que más granos me salían por a cara y la espalda. Para cada infusión utilizaba una cucharadita de hojas de tilo que dejaba reposar en una taza de agua hirviendo.

JABONERA, JABONERA…– Otro remedio que me propuso mi abuela era lavarme la zona afectada por el acné con hierba jabonera (saponaria), una planta muy usual en los jardines (sólo uso externo). O bien hacía una infusión con esta planta y me lavaba a cara después, o bien reducía a polvo esta hierba cuando se secaba, mezclaba una pizca con agua y me la aplicaba directamente sobre los granitos.

VINAGRE DE MANZANA– A veces, incluso me recomendaba que por la mañana y por la noche me limpiase la cara suavemente con vinagre de manzana y que cada día, sin falta, tomara en ayunas una zanahoria rallada. 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Usos del Tomate en la Belleza

Tomate

El tomate encierra, como si de un jugoso tesoro se tratara, un sinfín de propiedades. Rico en vitaminas y minerales, es un excelente preventivo contra las enfermedades degenerativas. En medicina natural, se ha utilizado desde hace muchos años para combatir problemas de la piel, como callos, granos, etc.

Mascarilla de pasta de tomate contra el acné: El tomate es uno de los productos naturales más eficaces que existen contra la piel grasa y el acné. Si tienes este este problema, aplícate esta eficaz mascarilla una vez a la semana. Además de limpiar la piel a fondo, el tomate puede ayudarte a limpiar los poros obstruidos y evita los comezones. Se prepara licuando cuatro tomates maduros y añadiendo al jugo obtenido cuatro cucharadas de avena molida y una cucharadita de miel clara. Aplica la pasta sobre la piel y deja que actúe durante unos diez minutos. Enjuaga con abundante agua fría.

Si estas hinchada: Si a pesar de perder peso no hay manera de perder volumen, es posible que sufras un problema de retención de líquidos. En este caso, comer abundantes tomates crudos, como tentempié o en ensalada, te ayudará a drenar ese líquido sobrante y perder varios centímetros.

Desodorante para el pelo recién teñido: Cuando el tinte es reciente, el cabello puede tomar un fuerte y desagradable olor que no se elimina con el lavado. Para desodorizarlo, tan sólo tienes que aplicarte una mascarilla de tomate rallado o de bote crudo en todo el pelo durante media hora después del lavado. Una vez pasado este tiempo, aclara con abundante agua tibia-caliente.

Hacer dieta sin riesgo de anemia: El tomate es un alimento extraordinariamente bajo en calorías (contiene 17 calorías por cada 100 g). Su riqueza en vitaminas A, C y E, y de minerales, lo convierte, además, en un alimento muy nutritivo, ideal para estimular las defensas de organismo y evitar la anemia. Si estás a dieta por lo tanto, abusa del tomate. Alimenta mucho y ro engorda.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Uso de la Sal en la Belleza

Sal

Fue el primer conservante de la Historia y, todavía hoy se utiliza con ese fin. También de muy antiguo viene su uso como remedio medicinal y cosmético. Presente en todos los hogares, lo mismo alivia un flemón que deja la piel suave como la seda. Confía en la sal y verás como solucionas muchos problemas.

Exfoliación natural para tu cuerpo: La exfoliación es un proceso imprescindible para mantener la piel del cuerpo limpia de impurezas y células muertas. Nuestras abuelas realizaban esta operación aplicándose una pasta que obtenían mezclando leche entera y sal sobre el cuerpo húmedo. Realizaban un suave masaje y se aclaraban con abundante agua.

Manos de terciopelo: Cuando nuestras abuelas llegaban a casa después de trabajar en el campo, se aplicaban el siguiente mejunje. Consistía simplemente en mezclar aceite y sal hasta obtener una pasta. Se frotaban las manos con ello y después se las aclaraban con agua. Esta crema limpiaba la piel y dejaba las manos blancas y suaves.

Dientes más blancos: Un remedio tradicional para blanquear los dientes es frotarlos con un poco de sal. No apliques este remedio muy a menudo, ya que, a la larga, la sal estropea el esmalte.

Piernas ligeras con baños de sal: Si después de haber andado mucho tienes las piernas hinchadas y doloridas, nada mejor que este remedio tradicional. Consiste en poner las piernas en remojo en agua caliente con sal durante diez minutos y, a continuación, en agua fría, también con sal. El cansancio desaparecerá.

Cataplasma contra el acné: La sal gruesa es un excelente exfoliante para las pieles grasas y con acné. Si la combinas con una mascarilla astringente, como la de arcilla, los resultados serán excelentes Aplica este tratamiento una vez a a semana.

Necesitarás: 2 cucharadas de sal gruesa, las hojas externas de 5 cebollas, 3 cucharadas de arcilla, 1 litro de agua y el zumo de 1 limón.

1- Hierve la cebolla en el agua. Filtra y mezcla con arcilla y el limón.

2- Moja la sal con un poco de agua y frota la piel con ella.

3- A continuación, aplica la mascarilla y deja que actúe durante media hora.

Baño para recuperar la energía: Eliminarás de un plumazo el cansancio con el siguiente baño. Echa, en el agua de la bañera, un puñado de sal gorda y un litro de infusión de menta. Sumérgete durante 20 minutos y, finalmente, date una ducha con agua tibia. Te sentirás capaz de comerte el mundo.

Ducha exfoliante: Durante tu ducha diaria, pon una pequeña cantidad de sal en la manopla de rizo o guante de crin. Además de estimular tu piel, eliminarás las asperezas y células muertas que se acumulan en su superficie.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Uso de la Remolacha en la Belleza

Remolacha

Por su robustez y su intenso calor carmesí la remolacha ha
sido considerada durante siglos como un alimento vigorizante, ideal para animar a las personas débiles y de carácter apocado. Si tú también necesitas un empujoncito, tanto físico como mental, confía en las virtudes de la buena remolacha.

Cabello fuerte con remolacha: En los pueblos existe la creencia de que el caldo obtenido de hervir remolacha resulta un alimento muy nutritivo, la remolacha es muy útil para fortalecer el cabello y las uñas débiles. Tomado a diario, sólo o mezclado con otro tipo de caldo vegetal, hará que tu melena gane en fuerza y brillo.

Un buen remedio para el acné: Por su acción depurativa, la remolacha es también un buen remedio para el acné. En este caso, sin embargo, la remolacha debe tomarse cruda, en jugo o en ensalada.

Remolachas contra las arrugas: Las abuelas solían cuidar su cutis con los productos más insospechados. Ellas se aplicaban sobre la piel, varias veces a la semana, una pequeña cantidad de jugo de remolacha con un algodoncito. Este jugo ayuda a renovar la piel y evita la formación de arrugas. Si las arrugas no son muy pronunciadas puede llegar, incluso, a borrarlas. ¡Haz la prueba! 

Uso del Pimiento en la Belleza

Pimiento

Morrones, verdes o choriceros, los pimientos llenan de color la cocina mediterránea. Por su contenido en vitaminas y sales minerales, son, además, muy nutritivos y saludables. Nuestros antepasados conocían muchas recetas con pimientos y aprovechaban al máximo sus muchas cualidades, tanto en el campo de la salud como de la belleza.

Poros fuera con mascarilla de pimiento: Para hacerte una limpieza de cutis casera, prepara tú misma esta excelente mascarilla purificante. Licúa una pequeña cantidad de pimiento fresco, un trozo de pepino pelado y unas cuantas gotas de limón. Aplica este jugo sobre la piel con un algodoncito y enjuaga después con abundante agua tibia. Realiza esta mascarilla purificante una o dos veces a la semana.

Batido vegetal para una piel sin acné: Para curar el acné desde dentro, no hay nada mejor que tomar, dos o tres veces a la semana, este saludable batido vegetal. Lo puedes preparar licuando medio pimiento rojo, medio pimiento verde y un trozo mediano de pepino pelado Tómalo inmediatamente después de haberlo preparado, para que sus nutrientes no pierdan su efectividad. Su sabor es intenso pero agradable. Este batido vegetal limpiará tu cuerpo de toxinas y, a las pocas semanas de haber iniciado el tratamiento, te dejará la piel limpia y libre de granitos.

Uso de las Patatas en la Belleza

Patatas

Es el alimento más barato y socorrido de la cocina. No es de extrañar, por lo tanto, que también se haya “colado” en la botica natural. Recogemos los usos terapéuticos más sorprendentes de este saludable tubérculo. Y es que la patata igual sirve para descongestionar los ojos que para curar un forúnculo. Descúbrela.

Mascarilla contra el acné: La patata tiene una poderosa acción astringente y refrescante y te ayudará a luchar contra el molesto acné. Aplica esta mascarilla dos o tres veces a la semana y tu piel mejorará bastante.

Necesitarás: Una patata cruda pequeña y una cucharada de arcilla blanca.

1- Licúa una patata pequeña y reserva una cucharada del jugo.

2- Mézclala con la arcilla blanca hasta obtener una crema.

3- Aplícala sobre el rostro y deja que actúe durante un cuarto de hora.

Manos suaves a pesar del frío: La patata asada o hervida es un excelente remedio para hidratar la piel y protegerla de las inclemencias del tiempo. Si tienes las manos secas o irritadas por el frío, mezcla dos patatas asadas o hervidas con una cucharada de aceite hasta hacer una pasta. Aplícala sobre las manos y deja que actúe durante unos diez minutos. Aclara con abundante agua y listo.

Alivio para las bolsas bajo los ojos: Si tienes los ojos congestionados, enrojecidos y con bolsas, confía en la cataplasma de patata. Ralla un trozo de patata cruda y envuelve una pequeña cantidad entre dos gasas. Coloca estos paquetitos sobre los ojos cerrados y descansa unos diez minutos. Si tienes prisa, puedes limitarte a cortar dos rodajas finas de patata, también cruda, y colocarlas directamente sobre los ojos cerrados.

Uso del Pan en la Belleza

Pan

El pan puede combatir problemas tan variados como las heridas, los orzuelos, la resaca o el acné. Y es que el pan, tan importante en nuestra dieta , es también alimento medicinal y cosmético de primer orden. Compruébalo y verás.

Fuera puntos negros: Nuestras abuelas limpiaban su piel y eliminaban los antiestéticos puntos negros con esta cataplasma natural, hecha a base de pan. Consiste en mezclar una buena cantidad de miga de pan con la leche caliente necesaria para conseguir una pasta de textura cremosa. Se aplica sobre el rostro, como si fuera una mascarilla, y se deja actuar durante veinte minutos. Al cabo de este tiempo, se retira con agua templada y, ya verás, ¡estrena piel nueva!

Limpia tu cuerpo: El pan rallado, añadido a la hidratante corporal que utilices normalmente, te puede servir de improvisada crema exfoliante. Aplica esta mezcla por todo el cuerpo con un masaje circular y conseguirás una piel limpia y muy suave.

Mascarilla limpiadora casera: Las pieles muy sensibles y delicadas agradecerán la suavidad de esta mascarilla limpiadora. Es la mejor forma de limpiar la piel con suavidad. Aplícala una vez a la semana y conseguirás una piel perfecta.

Necesitarás: miga de pan, ½ vaso de leche, ½ nabo pequeño.

1- Lava, pela y corta el nabo en rodajas finas.

2- Ponlo en la licuadora junto a la miga de pan y la leche.

3- Aplica la crema sobre el rostro y deja que actúe durante media hora.

Pan integral contra el acné: Un buen remedio para combatir los granos y las espinillas del acné es remojar miga de pan integral en un poco de agua caliente y colocarla, bien escurrida, sobre la zona afectada. El pan integral tiene propiedades desinfectantes y, además, absorbe el exceso de grasa en la piel.

 

Uso de la Naranja en la Belleza

Naranja

De nuevo nos ocupamos de una de las frutas más consumidas. Y es que la naranja, además de resultar fresca y deliciosa, es un remedio medicinal de primer orden. En zumo para desayunar o como postre después de comer y cenar, es un alimento muy nutritivo que nos ayudará a combatir numerosos problemas de salud.

Senos más firmes: El zumo de naranja te ayudará a evitar la caída de los senos. Aplica esta mascarilla una vez por semana.

Necesitarás: Dos cucharadas de harina de maíz, ½ vaso de zumo de naranja, ½ cáscara de naranja rallada y dos cucharadas de yogur.

1- Mezcla bien la harina de maíz con el zumo de naranja.

2- Añade la piel de naranja rallada y el yogur. Bate enérgicamente.

3- Aplica sobre los senos evitando la zona del pezón.

Buen color de cara: En invierno, las pieles blancas se vuelven amarillentas y las morenas verdosas. En cualquiera de estos dos casos, esta mascarilla les devolverá el buen color. Mezcla el zumo de una naranja con una cucharada de miel y una cucharada de leche. Agítalo bien y aplica la mezcla sobre el rostro, dejándola actuar durante media hora. Una vez pasado este tiempo, retira la mezcla con un algodón humedecido €en agua.

Mascarilla de naranja contra el acné: El cutis con acné necesita, sobre todo, limpieza. Esta mascarilla desinfecta la piel y evita la inflamación de acné. Puedes aplicarla una vez a la semana para mantener el acné a raya.

Necesitarás: La piel de una naranja, tres cucharadas de yogur natural, dos cucharadas de harina de avena.

1- Ralla la piel de la naranja y reserva dos cucharadas.

2- Mezcla estas dos cucharadas con la avena y el yogur natural.

3- Aplica la pasta resultante sobre el rostro durante un cuarto de hora.

Piernas perfectas con naranja: La naranja estimula la circulación de la sangre y previene la formación de varículas y varices. Si tienes mala circulación y tus piernas se hinchan o se llenan de venitas, toma a diario una naranja entera o en zumo y lo notarás.

 

Uso del Maíz en la Belleza

Maíz

Los indígenas creían que los granos de maíz eran fragmentos del sol que se habían caído en la Tierra. Durante siglos, el maíz ha constituido el alimento principal de la mayoría de las culturas latinoamericanas. Pero, además de un alimento muy completo, el maíz es un excelente remedio de la medicina tradicional.

Tomillo y maíz contra el acné: La harina de maíz absorbe el exceso de grasa de la piel y previene la aparición de acné Para realizar esta mascarilla necesitarás: dos cucharadas de infusión de tomillo, una cucharada de leche y dos cucharaditas de harina de maíz. Aplica esta mascarilla una vez a la semana y aclara con agua.

1- Mezcla la harina de maíz y la leche y calienta al baño María.

2- Cuando la mezcla espese, añade la infusión de tomillo.

3- Bate enérgicamente hasta obtener una mezcla homogénea.

Lavar el cabello “en seco”: Si no tienes tiempo para lavarte el cabello, sigue los consejos de la abuela y lávalo con harina de maíz. Tan sólo tienes que mezclar una cucharadita de sal con una taza de harina de maíz (maicena). Espolvorea el pelo con el polvo resultante y masajea el cuero cabelludo durante unos minutos. Retira la harina con una toalla caliente y con un buen cepillado.

 

 

Uso de la Lechuga en la Belleza

Lechuga

Nada más familiar y casero que una buena ensalada de lechuga en el centro de la mesa. Acompañamiento imprescindible de las comidas, la lechuga es también un remedio tradicional muy apreciado, tanto por médicos tradicionales como los naturistas. La lechuga es, también, un excelente cosmético natural.

Elimina las manchas de la edad: Por su contenido en antioxidantes, la lechuga, aplicada externamente, te puede librar de esas manchas oscuras que suelen aparecer con la edad.

Necesitarás: Unas cuantas hojas de lechuga, medio litro de agua y una gasa.

1- Hierve las hojas de lechuga en agua durante dos horas a fuego lento.

2- Filtra y reserva el líquido resultante. Moja unas gasas en él.

3- Aplica las gasas, bien escurridas, sobre las manchas dos veces al día.

Una ayuda para adelgazar: La lechuga contiene una buena cantidad de agua (cerca de 95%) y de fibra, por lo que constituye un buen preventivo contra el estreñimiento. También ayuda a captar las toxinas de organismo y las grasas, por lo que ayuda a perder los kilos de forma más rápida y saludable.

Celulitis bajo control: Gran parte de la culpa de la antiestética celulitis la tiene la retención de líquidos. Soluciona este problema con esta tisana de lechuga. Toma tres tazas al día y notarás la diferencia. Necesitarás: 25 gramos de lechuga, 15 gramos de perifollo fresco y ½ Iitro de agua.

1- Trocea finamente las hojas de lechuga.

2- Échala en el agua hirviendo junto con el perifollo.

3- Deja en infusión durante diez minutos y filtra.

Cataplasma de hojas de lechuga contra el acné: Cuando el acné es muy acusado y enrojece e irrita la piel, podrás encontrar un gran alivio con este antiguo remedio natural. Escalda un par de hojas de lechuga echándolas en agua hirviendo durante un par de minutos, escúrrelas bien y aplícalas templadas sobre la piel durante unos veinte minutos. La lechuga descongestionará tu piel y aliviará el acné.