adelgazar

 

Uso del Rábano en la Belleza

Rábano

Su sabor fresco y ligeramente picante resulta irresistible. En ensalada o como guarnición, los rabanitos son auténtica delicia, pero… ¿sabías qué, además los rábanos pueden blanquear las pecas y combatir el colesterol, entre otras muchas cosas? Descubre todos los secretos de esta sana hortaliza.

Mascarilla contra las manchas de la piel: El exceso de sol y el envejecimiento de la piel son los responsables de la aparición de manchas marrones, un problema muy frecuente, sobre todo en verano. Nuestras abuelas aclaraban la piel de su rostro con esta eficaz mascarilla de rábanos. Aplícala dos o tres veces por semana.

Necesitamos: Uno o dos rábanos, cuatro cucharadas de leche, una cucharada de harina de avena.

1- Lava, pela y ralla los rábanos.

2- Mezcla una cucharada de rábano con la leche y la harina. Remueve bien.

3- Aplícatela, evitando la zona de alrededor de los ojos, durante media hora.

Adelgazar con rabanitos: El zumo de rábanos tiene una acción desintoxicante y ayuda a eliminar las grasas. Este zumo receta especial de la abuela, te puede servir de gran ayuda. Trocea un kilo de rábanos y pásalos por la licuadora. Bebe el zumo resultante en pequeñas dosis durante dos días y tu báscula lo notará. 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Uso de la Pera en la Belleza

Peras

Es una fruta modesta y no siempre se le hace justicia. Es rica en vitaminas pero su gran tesoro es su contenido en minerales, agua y fibra. Si comemos peras con frecuencia, mantendremos nuestro organismo limpio y sano. Los niños son sus mejores fans y los que más pueden beneficiarse de sus muchas virtudes.

La mejor amiga de tu dieta: Si estás a dieta, llena tu frutero de peras. Y es que esta fruta es muy baja en calorías (en 100 gramos tan sólo hay 38 calorías). Su alto contenido en fibra, además, nos permite saciarnos antes y estimular el tránsito intestinal. Como ves, todo son ventajas. Puedes tomar pera como postre, pero te resultará todavía más eficaz tomarla entre comidas, cuando el hambre te ataque por sorpresa. Te calmará el apetito y te limpiará el organismo.

Mascarilla de pera para las impurezas: La pera refresca y purifica la piel. Si tu piel necesita un revitalizante rápido, machaca la pulpa de un par de peras más bien maduras y aplícala directamente sobre la piel. De la que actúe durante un cuarto de hora y aclárala después con abundante agua fría Si también necesitas un tónico facial, licúa una pera y aplica el zumo sobre la piel con la ayuda de un algodoncito. Tu piel resplandecerá.

 




Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Uso del Melón en la Belleza

Melón

Es uno de los frutos más apetecibles en verano. Dulce y refrescante, resulta ideal para calmar la sed y recargar nuestro organismo de un buen número de vitaminas y minerales. La pulpa del melón, aplicada sobre la piel, la hidrata y refresca, resultando muy útil para calmar el dolor de las quemaduras.

Un dulce hidrata para la piel seca: El melón, por su riqueza en agua, resulta muy hidratante. Esta mascarilla deja la pie fresca y radiante. Resulta ideal para las pieles muy secas.

Necesitarás: Dos rodajas de melón y una cucharada de aceite de oliva.

1- Corta dos rodajas de melón y pásala por la batidora.

2- Añade el aceite y mezcla bien hasta obtener una crema homogénea.

3- Aplica sobre la piel y deja actuar durante unos 20 minutos.

Un “aftersun” natural: Si vuelves de la playa con a piel quemada por el sol, tritura a pulpa del melón y colócala directamente sobre la piel. El melón hidratará y refrescará la piel, reparando los desperfectos que ha provocado el sol.

Zumo adelgazante: El melón también puede ayudarte a adelgazar. Para ello, puedes tomar un vaso de su zumo a diario y tu figura lo notará.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Uso de las Manzanas en la Belleza

Manzanas

La manzana, un alimento sano y un excelente remedio medicinal. Su consumo habitual previene enfermedades como el colesterol y los problemas pulmonares y, aplicada externamente, no puede ayudar a cuidar la piel. Descubre nuevos usos de la sana manzana.

Agua de manzanas para adelgazar: Las pieles de la manzana pueden ayudarte a perder kilos de más. Tan sólo tienes que pelar una manzana y dejar las mondaduras en agua durante una noche. Al día siguiente, toma el agua colada en ayunas. Es la mejor forma de adelgazar sin perder la salud.

Fuera caspa con manzanas: Si sufres este antiestético problema, apunta esta receta natural. Mezcla una cucharada de zumo de manzana recién hecho con tres cucharadas soperas de agua. Aplica esta loción directamente sobre todo el cuero cabelludo y fricciona con suavidad. Hazte este masaje tres veces a la semana y la caspa desaparecerá.

Aliento fresco después de comer: Si te has regalado con una comida rica en alimentos “olorosos” (ajo, cebolla, curry, alcohol, etc.), toma de postre una manzana con piel mastícala lentamente y lávate los dientes después. El mal aliento no aparecerá.

Limpiar la piel grasa: La manzana es astringente y, además de limpiar la piel, regula la producción de grasa y elimina los antiestéticos brillos. Obtendrás una mascarilla rallando una manzana y aplicando la crema resultante sobre la cara y el cuello. Deja que actúe durante diez minutos y aclara con agua. Conseguirás una piel resplandeciente.

Limpieza de cutis: E poder astringente del zumo de manzana te ayudará a arrastrar las impurezas de tu piel sin resecarla ni provocar irritaciones. Esta mascarilla es especial para pieles secas o sensibles. Realiza esta limpieza dos o tres veces a la semana.

Necesitarás: 1 manzana grande, 1 cucharada de leche y 1 cucharada de avena en polvo.

1- Pela y descorazona la manzana y pasa la pulpa por la licuadora.

2- Mezcla el zumo de manzana con la leche y la avena en polvo.

3- Aplica sobre el rostro y retira con agua unos minutos después.

El mejor picoteo para perder peso: Si estás a dieta y te cuesta controlar los ataques de hambre, la manzana te puede servir de gran ayuda. Comer una manzana de tamaño pequeño entre horas, además de ser una saludable costumbre, sacia el estómago y calma el apetito.

Dientes limpios y aliento fresco: Comer una manzana con piel a bocados es una de las formas más naturales y sencillas de mantener la boca en buen estado. Y es que este fruto contiene un ácido que tiene propiedades antisépticas. Si tienes mal aliento, una manzana entre comidas puede ser la solución.

Uso de las Lentejas en la Belleza

Lentejas

Los griegos y romanos las veneraban, durante la Edad Media calmaron el hambre de los más pobres y, en la actualidad, las lentejas vuelven a ser apreciadas por los mejores gourmet. Además de su buen sabor y fina textura, las lentejas son un remedio terapéutico de gran eficacia.

Ayuda para tu dieta: Las legumbres siempre han estado injustamente prohibidas en las dietas de adelgazamiento. Sin embargo, lo cierto es que las legumbres, y muy concretamente las lentejas, son un alimento ligero y saludable que, además, nos aporta una sensación de saciedad que dura varias horas. Siempre y cuando se cocinen sin grasas, es un alimento ideal para las dietas de adelgazamiento.

Uso de la Lechuga en la Belleza

Lechuga

Nada más familiar y casero que una buena ensalada de lechuga en el centro de la mesa. Acompañamiento imprescindible de las comidas, la lechuga es también un remedio tradicional muy apreciado, tanto por médicos tradicionales como los naturistas. La lechuga es, también, un excelente cosmético natural.

Elimina las manchas de la edad: Por su contenido en antioxidantes, la lechuga, aplicada externamente, te puede librar de esas manchas oscuras que suelen aparecer con la edad.

Necesitarás: Unas cuantas hojas de lechuga, medio litro de agua y una gasa.

1- Hierve las hojas de lechuga en agua durante dos horas a fuego lento.

2- Filtra y reserva el líquido resultante. Moja unas gasas en él.

3- Aplica las gasas, bien escurridas, sobre las manchas dos veces al día.

Una ayuda para adelgazar: La lechuga contiene una buena cantidad de agua (cerca de 95%) y de fibra, por lo que constituye un buen preventivo contra el estreñimiento. También ayuda a captar las toxinas de organismo y las grasas, por lo que ayuda a perder los kilos de forma más rápida y saludable.

Celulitis bajo control: Gran parte de la culpa de la antiestética celulitis la tiene la retención de líquidos. Soluciona este problema con esta tisana de lechuga. Toma tres tazas al día y notarás la diferencia. Necesitarás: 25 gramos de lechuga, 15 gramos de perifollo fresco y ½ Iitro de agua.

1- Trocea finamente las hojas de lechuga.

2- Échala en el agua hirviendo junto con el perifollo.

3- Deja en infusión durante diez minutos y filtra.

Cataplasma de hojas de lechuga contra el acné: Cuando el acné es muy acusado y enrojece e irrita la piel, podrás encontrar un gran alivio con este antiguo remedio natural. Escalda un par de hojas de lechuga echándolas en agua hirviendo durante un par de minutos, escúrrelas bien y aplícalas templadas sobre la piel durante unos veinte minutos. La lechuga descongestionará tu piel y aliviará el acné.

Uso de la Judía Verde en la Belleza

Judías Verdes

Se trata de una verdura modesta, muy habitual en nuestras mesas, pero no siempre apreciada en todo su valor. Las judías verdes son un pozo de salud. Además de resultar una de las verduras más nutritivas, son también un excelente desintoxicante que dejará nuestro organismo en las mejores condiciones. Acuérdate de ellas.

La dieta de las judías, una forma sana de adelgazar: Si hay un alimento adecuado para seguir una dieta de adelgazamiento éste es, sin duda alguna, la judía verde. Con un número casi inexistente de calorías, tiene, eso sí, una buena provisión de hierro, calcio y vitaminas A, B y C. Es, por lo tanto, uno de los alimentos bajos en calorías más nutritivos. Por su acción diurética y depurativa, además, las judías verdes resultan muy útiles para eliminar líquidos y toxinas. Si estás a dieta, además de tomar judías verdes dos o tres veces a la semana, bébete a diario el agua resultante de su cocción. Se trata de una rica sopa vegetal que te llenará el estómago, te alimentará y te ayudará a adelgazar sin esfuerzo. Ya verás como, de esta manera, perderás centímetros de zonas tan conflictivas como el pecho, el vientre, las caderas,los glúteos y los muslos. No olvides, además, que las judías verdes también son muy eficaces para combatir la celulitis.