boniatos

 

Uso del Boniatos Para la Belleza

Boniatos

o llaman el tubérculo maravilloso y no sólo por su dulce y suave sabor. Su excepcional riqueza en vitamina, sobre todo A y E, y minerales, hierro y potasio, lo convierten en un alimento muy saludable. Aplicado externamente también ayuda a suavizar la piel y combatir el picor de eccemas.

Piel con eccema: Cuando se trata de problemas de la piel, el boniato es tan eficaz por dentro como por fuera. Además de tomas boniatos con frecuencia podemos aplicar, en la zona afectada, una cataplasma de puré de boniato asado. Deja que actúe durante un cuarto de hora y retírala después muy suavemente con agua tibia. Repite la aplicación una vez al día hasta notar mejoría. 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Beneficios del Boniato Para la Salud

Boniatos

Lo llaman el tubérculo maravilloso y no sólo por su dulce y suave sabor. Su excepcional riqueza en vitamina, sobre todo A y E, y minerales, hierro y potasio, lo convierten en un alimento muy saludable. Aplicado externamente también ayuda a suavizar la piel y combatir el picor de eccemas.

Corazón sano: El boniato es uno de los alimentos más ricos en vitamina E que existe. Por esta razón, las personas que comen boniatos con frecuencia corren menos riesgo de padecer cardiopatías y apoplejías.

Antídoto contra la hipertensión: Este tubérculo también es especialmente rico en potasio, un mineral muy recomendado para las personas con problemas de hipertensión, ya que ayuda a equilibrar los niveles de tensión arterial.

Problemas visuales: Por su alto contenido en vitamina A, es casi imprescindible para mantener nuestra vista en buenas condiciones. Consumir boniatos con regularidad nos ayudará a mejorar los problemas visuales y, sobre todo, uno tan incómodo como es la mala visión nocturna.

Combatir la falta de energía y la anemia: Además de potasio, este saludable alimento aporta también hierro, un mineral imprescindible para afrontar los periódicos de fuerte estrés, tanto físico como mental. Su consumo se remienda, asimismo, en caso de largas convalecencias y anemia por deficiencia de hierro.

Postre contra los resfriados: Antiguamente, los niños tomaban boniato con canela para mantener alejados a los resfriados. Este postre se preparaba asando al horno los boniatos cortados en dos y espolvoreados con abundante canela. Además de resultar delicioso, el boniato refuerza las defensas de niños y adultos.

Acidez de estómago: Para calmar la molestia, toma boniato asado mezclado con leche, sal y mantequilla.

Estreñimiento: El boniato asado, sobre todo si se come sin piel, contiene una cantidad extraordinaria de fibra que te ayudará a combatir el estreñimiento.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad: