garganta

 

Luchar Contra las Espinas en la Garganta

Luchar Contra las Espinas en la Garganta

Decía mi abuela que comer un pescado no es una tarea tan sencilla e inofensiva como parece. ¿A quién no se le ha quedado incrustada una espina en la garganta al comer pescado?

EL TRUCO DEL HUEVO DURO– Aparte de los trucos de siempre de tragar una miga de pan o un trozo de patata hervida, que pudieran enganchar y arrastrar la espina clavada, mi abuela proponía comer algo más consistente: un huevo duro. Y funcionaba porque después de comer un huevo entero la espina dejaba de molestar. En el caso de que la espina fuera muy rebelde y no quisiera desprenderse, se puede repetir con otro huevo, pero no más.

PIES BIEN FRÍOS– Otro truco de mi abuela para luchar contra las espinas clavadas en la garganta era el agua fría. Decía que sumergiendo los pies en un barreño de agua bien fría, la espina saltaba. Convenía hacer ligeros movimientos con los pies, por lo que el recipiente tenía que ser un poco ancho. La bañera, por ejemplo, es un buen lugar para practicar este truco. 

SORBOS DE VINAGRE– Mi abuela también era partidaria de tragar pequeños sorbos de vinagre para acabar con la espina. Pero como a todo el mundo no le gusta el sabor del vinagre, recomendaba más el truco del huevo duro.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Beneficios de la Sal Para la Salud

Sal

Es mucho más que un condimento. Símbolo de la hospitalidad en muchos países, la sal siempre ha representado la prosperidad y la salud. Su papel en la botica es tan o más importante que el que desempeña en la cocina, sobre todo por su potente acción desinfectante, muy valorada por la medicina natural desde tiempos inmemorables.

Uñas encarnadas: La uña del dedo gordo del pie suele encarnarse con frecuencia. Para aliviar el intenso dolor que esta molestia suele producir, sumerge a diario los pies en agua caliente y sal. Ya verás como, gracias a este sencillo truco te recuperarás antes.

Combate la irritación de garganta: Un gesto tan sencillo como realizar enjuagues con agua y sal puede ayudarte a aliviar la molesta irritación de garganta Hazlo a diario mientras duren las molestias.

Picaduras de insecto: Para desinfectar las picaduras de mosquito o cualquier otro insecto, nada mejor que mojar la herida y aplicar directamente un poco de sal. Al poco tiempo verás como la herida se cierra y deja de molestar.

Peligro de deshidratación: Si, por cualquier razón, tu organismo ha perdido una gran cantidad de líquido, evita el peligro de deshidratación tomando esta bebida. Se prepara mezclando un litro de agua, una cucharadita de sal, el zumo de dos limones y dos cucharadas de azúcar.

Alivio para los flemones: Para calmar un flemón, puedes hacer este enjuague. Mezcla dos cucharaditas de sal marina y la misma cantidad de agua oxigenada en un vaso de agua caliente. Mantén este agua durante un par de minutos en la zona del flemón y escúpela.

Dolor de oídos: Para aliviar este dolor, presiona sobre el oído un saquito con sal que habrás calentado previamente. Retira en cuanto el dolor se haya calmado.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Beneficios del Pimiento Para la Salud

Pimiento

Morrones, verdes o choriceros, los pimientos llenan de color la cocina mediterránea. Por su contenido en vitaminas y sales minerales, son, además, muy nutritivos y saludables. Nuestros antepasados conocían muchas recetas con pimientos y aprovechaban al máximo sus muchas cualidades, tanto en el campo de la salud como de la belleza.

Mala circulación: Los pimientos picantes, como las guindillas o los de Padrón, tienen la virtud de estimular la circulación sanguínea debido a su contenido el capsicina. Para obtener este efecto, basta con tomar estas dos variedades picantes de pimiento una o dos veces a la semana Su alto contenido en vitamina C, además, ayuda a reforzar los vasos sanguíneos.

Prevención anti- cáncer: Todas las variedades de pimiento tienen una gran capacidad para neutralizar los radicales libres y, por lo tanto, prevenir el cáncer.

Dejar de fumar: El pimiento picante (la guindilla) es de la misma familia que el tabaco y, por tanto, puede ayudarte a dejarlo. Si tomas una pequeña cantidad de guindilla en polvo al día, como aderezo en tus guisos, te resultará mucho más fácil abandonar este hábito, ya que disminuirá la intensidad del síndrome de abstinencia.

Dolor de garganta: Si la garganta te arde, licúa medio pimiento y mézclalo con agua y unas gotas de zumo de limón. Haz gárgaras con este jugo a diario Notarás un gran alivio.

Contra la acidez de estómago: El pimiento contiene unas sales minerales que resultan muy beneficiosas en caso de acidez de estómago. Para calmar esta molestia, puedes hacerte una ensalada con pimiento crudo, preferentemente rojo, aliñada con un chorrito de aceite de oliva virgen. Pese a su fuerte sabor, el pimiento es un gran benefactor de nuestro sistema digestivo.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Beneficios del Pan Para la Salud

Pan

Nuestras abuelas sabían sacar mucho partido a una simple hogaza de pan, sobre todo del pan duro que quedaba en la alacena. En una época donde no se tiraba nada, el pan se utilizaba para mil asuntos. Desde curar un dolor de garganta a aliviar un estreñimiento, todo tenía solución si había pan a mano.

Dolor de garganta: Un viejo remedio contra esta habitual molestia consistía en tostar una rebanada de pan y mojarla en vinagre caliente. A continuación, las abuelas recomendaban chupar la tostada hasta extraer todo el vinagre y luego comerla. El vinagre desinfectaba la garganta y la tostada la suavizaba.

Pan laxante: Para combatir el estreñimiento, las abuelas solían preparar un pan de salvado que era muy eficaz para combatir este problema.

Necesitarás: ½ kilo de harina integral, una cucharada sopera de salvado de trigo, media cucharadita de sal, 15 gramos de levadura, una cucharada de miel y medio litro de agua.

1- Mezcla la levadura, la miel y parte del agua (un vaso). Deja que repose 5 minutos.

2- Añade a esta preparación la harina, el salvado y la sal.

3- Amasa bien y dale forma de barra. Tapa con un trapo y deja que repose hasta que la masa suba.

4- Pon en el horno durante 40 minutos.

Astillas bajo las uñas: Es un accidente molesto y difícil de solucionar. Si se te clava una pequeña astilla o una espina bajo la uña, podrás eliminarla fácilmente clavando el dedo en una gran miga de pan. A continuación, retira el dedo muy lentamente y ya verás como la astilla o la espina quedan clavadas en la miga y se van con ella.

Desinfectar heridas: Antiguamente, se evitaba que las heridas o forúnculos se infectaran con esta cataplasma de pan. Se preparaba añadiendo a la miga tierna yema de huevo y un poco de leche. Se aplicaba sobre la herida y se dejaba actuar durante una media hora.

Orzuelos fuera: Las cataplasmas de miga de pan y leche caliente, bien escurridas y aplicadas sobre el ojo cerrado, ayudan a que el orzuelo madure y sane mucho más rápidamente.

Vahos de pan contra el resfriado: Una vieja receta asegura que si ponemos a cocer pan en agua a fuego muy lento e inhalamos el vapor que desprende durante media hora, se alivian considerablemente los síntomas del resfriado.

Resaca con pan: Para paliar los desagradables síntomas de la resaca toma, para desayunar, una rebanada de pan tostado con miel. El pan, al ser rico en hidratos de carbono, te ayudará a subir los niveles de glucosa en la sangre y la miel permitirá que tu cuerpo elimine el alcohol de tu cuerpo con mayor rapidez.

 

Beneficios de la Miel Para la Salud

Miel

Antiguamente, a la miel se la consideraba una ambrosía, es decir, un alimento destinado a los dioses, y se creía que era el secreto de la eterna juventud. Y es que, pocos productos resultan tan completos y nutritivos. La sabiduría popular conoce infinidad de eficaces remedios con este valioso ingrediente.

Bebés con irritaciones: Los bebés tienen la piel muy sensible. Cuando todavía no existían las cremas hidratantes que hay ahora, las madres tenían un remedio infalible contra las típicas irritaciones del pañal.

Necesitarás: Una cucharada de flores de manzanilla, una cucharada de aceite de oliva y una cucharada de miel.

1- Echa la manzanilla en una taza de agua caliente y filtra a los 5 minutos.

2- Cuando se enfríe, mezcla la infusión con la miel y el aceite. Remueve bien.

3- Aplica la crema directamente sobre las zonas afectadas.

Contra el mareo: Si tienes previsto viajar en coche y eres propenso a los mareos, tómate una cucharada de miel poco antes de partir y otra en cuanto te sientes en el vehículo. Ya verás como disfrutarás de un buen viaje.

El doloroso reuma: Si el reuma no te deja vivir, toma tres cucharadas de miel diarias, la primera en ayunas, la segunda a media mañana y la tercera a media tarde.

Nervios: La miel, como la mayoría de los alimentos dulces, resulta sedante. Si estás de los nervios y sufres estrés, endulza tus postres e infusiones con ella. Una auténtica “bomba” contra la tensión nerviosa es tomar una infusión de hipérico con una cucharadita de miel. Esta tisana, además, combate el insomnio nervioso.

La forma más dulce de bajar la fiebre: La piel tiene propiedades antipiréticas, es decir, ayuda a bajar la fiebre. Puedes tomarla mezclándola con aceite de oliva y zumo de limón a partes iguales. Remueve bien y toma varias cucharaditas a lo largo del día.

Garganta irritada: No encontrarás remedio más dulce y agradable. Tan sólo tienes que disolver dos cucharaditas de miel en el zumo de medio limón. Haz gárgaras con ello y trágate el líquido después. Hazlo dos veces al día y notarás una gran mejora.

Niños con incontinencia: La miel retiene líquido y resulta muy efectiva para las personas con problemas de incontinencia y, muy especialmente, para los niños. Dale a tu hijo una cucharadita de miel antes de que se acueste y le ayudarás a que pase una noche “seca”.

Alivio contra la migraña: Para combatir este intenso dolor, prepara la siguiente infusión. Añade dos cucharadas de romero en una taza de agua hirviendo. Filtra a los cuatro minutos y añade una buena cucharada de miel. Tómala bien caliente y a pequeños sorbos. Puedes tomar hasta tres tazas al día.

Remedio contra la resaca:Si después de una noche de fiesta, nos levantamos con resaca, aplica este eficaz remedio. Tan sólo tienes que disolver tres cucharaditas de miel en medio litro de agua. Bebe este delicioso jugo a lo largo del día en pequeñas cantidades y te sentirás mejor. Si la miel es de tilo o de lavanda, el remedio será más efectivo.

 

Beneficios del Membrillo Para la Salud

Membrillo

Antiguamente, no había cocina ni comedor en el que faltara una buena fuente con membrillos. Y es que este sabroso fruto tiene un sinfín de aplicaciones medicinales. Por su poder astringente, el membrillo se utiliza para desinfectar las heridas y suavizar la garganta. En cosmética natural, hidrata los labios y rejuvenece la piel.

Infección en la boca: El jarabe de membrillo es un remedio excelente para combatir las infecciones en la boca. Toma uno o dos vasos de agua con jarabe al día y aliviarás la infección más rápido.

Necesitarás: Un membrillo, dos cucharadas de miel y una taza de agua.

1- Cuece un membrillo con piel en muy poca cantidad de agua.

2- Cuando esté muy blando, aplástalo y recoge el jugo. Añade la miel.

3- Echa una cucharada del jarabe en un vaso de agua caliente.

Garganta irritada: Puedes obtener un excelente jarabe contra la garganta irritada y la tos cociendo un membrillo troceado hasta que esté tierno. Se escurre y, a continuación, se le añade una cucharada de miel y otra de zumo de limón. Toma una cucharada de este jarabe varias veces al día que tiene que tener una consistencia espesa pero cremosa , y verás como te ayuda a calmar estas molestias.

Beneficios de las Grosellas Para la Salud

Grosella

Las abuelas las utilizaban para realizar deliciosas jaleas y mermeladas. En los últimos tiempos, sin embargo, se prefiere tomarlas frescas, como adorno en tartas, pasteles, y postres. Las grosellas, además, son un importante remedio medicinal por su riqueza en nutrientes y numerosas propiedades.

Infección de garganta: Las grosellas tienen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Por esta razón, resultan muy eficaces para aliviar las frecuentes infecciones de garganta.

Necesitarás: ½ taza de grosellas, ½ litro de agua, 1 cucharada de miel.

1-Pon a remojo las grosellas y lávalas después con agua fría.

2- Calienta el agua y, cuando hierva, echa las grosellas. Cuece diez minutos.

3- Cuela y mezcla el líquido resultante con la miel . Toma a pequeños sorbos.

Mermelada contra las quemaduras: En los botiquines de antaño, no era extraño encontrarse con un tarro de mermelada de grosella. Y es que este producto resulta de gran utilidad para aliviar el dolor de las quemaduras y evitar que se formen ampollas.

Úlceras en la boca: La infusión de hojas de grosella negra se utiliza con éxito para desinfectar la boca y combatir las úlceras o aftas bucales que suelen aparecer en su interior. Se prepara echando una cucharadita de estas hojas secas en una taza de agua hirviendo. Se filtra a los dos minutos y se utiliza el líquido resultante, una vez se haya enfriado, para realizar enjuagues bucales varias veces al día.

Un buen complemento para el embarazo y la lactancia: Tanto las grosellas rojas como las negras son un alimento muy adecuado para el embarazo y la lactancia. Su alto contenido en vitamina B y flavonoides , entre otros interesantes nutrientes, favorece el desarrollo de un futuro bebé y la buena salud de la madre. Pueden tomarse frescas o en mermelada.