miel

 

Consejos de Belleza

Aloe Vera

PON FRENO A LA CAIDA DEL CABELLO CON EL APOYO DE ABEDUL
En uso externo, las hojas de abedul constituyen uno de los mejores remedios herbales a la hora de prevenir y detener la caída indeseada del cabello. Haz la prueba y hierve 50 gramos en un litro de agua durante unos minutos. Retira del fuego, deja que rebose 10 minutos y filtra. Llévate esta loción a la ducha y utilízala como agua del último aclarado. Repite esta misma operación 3-4 veces por semana y verás como en poco tiempo dejas de ver tantos pelos en la almohada, el desagüe de la ducha o el cepillo.

ATENÚA LAS ARRUGAS DE LOS OJOS CON COLA DE CABALLO
Las patas de gallo pueden minimizarse sin gastar grandes sumas de dinero y sin tener que invertir mucho tiempo. Sólo tienes que preparar una infusión de cola de caballo, utilizando una cucharada de la planta por vasito de agua. Cuando haya enfriado, filtra y diluye en ella una cucharada de miel y una cucharada de leche entera. Empapa dos gasas o dos discos de algodón en el preparado y colócalos sobre los párpados. Retira con agua muy fría y repite este mismo gesto 3-4 veces por semana.

PIERNAS MÁS BONITAS CON ÁLOE VERA Y CASTAÑO DE INDIAS
Si quieres mejorar el estado de las varices, combatir la celulitis y aligerar las piernas pesadas, toma nota de los ingredientes de una fórmula natural con la que lograrás estos tres objetivos. Sólo necesitas combinar 30 gramos de gel de áloe vera y un 1 ml de tintura de castaño de Indias con una cucharada de aceite de sésamo, que debes previamente mezclar con siete gotas de aceite esencial de ciprés y dos más de aceite esencial de menta. En frío, esta loción, que conviene aplicar sobre las piernas con un masaje ascendente, se conserva durante todo un mes.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Consejos Varios IV

Miel

LA ZANAHORIA, SANA PREVENCIÓN FRENTE A LOS CÁLCULOS RENALES
Los expertos calculan que el 75% de los cálculos renales son de oxalato cálcico. La vitamina K podría ser de gran ayuda en estos casos, ya que frena su formación. Las zanahorias son ricas en esa vitamina y además arrastran los sedimentos acumulados así que come 2-3 al día.

LIBÉRATE DEL DOLOR DE GARGANTA CON MIEL Y ESENCIA DE TOMILLO
El intenso aroma a bosque que desprende el tomillo es sólo un anticipo de su efecto balsámico y antiséptico. Para aliviar la garganta irritada, los expertos recomiendan diluir una gota de su aceite esencial en una cucharada de miel, dejar que se deshaga lentamente en la boca y tragar.

SI TU INTESTINO SE VUELVE PEREZOSO CON LAS VACACIONES, TOMA YOGUR
La flora intestinal, un ejército de defensa que cuenta con unos 100 billones de eficaces soldados, se encarga no sólo de aumentar la absorción de nutrientes y reforzar la inmunidad, sino también de agilizar el tránsito intestinal. Si te cuesta acudir al baño con la regularidad habitual, toma un yogur diario, buena fuente de estas bacterias beneficiosas, con unas nueces troceadas.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Los Mejores Remedios Para Aligerar la Digestión

Aligerar la Digestión

Las malas digestiones son muy frecuentes en vacaciones debido a los excesos dietéticos, el abuso del alcohol y el calor sofocante. Siguiendo estas sencillas recomendaciones, disfrutarás de los placeres de la mesa sin que tu estómago se resienta.

En el aperitivo, haz un hueco a los encurtidos

Las personas con digestiones lentas o pesadas harán muy bien en comer unos pepinillos, unas zanahorias o unas cebolletas encurtidas en el aperitivo, ya que estos vegetales estimulan las funciones digestivas del estómago. Al tratarse de alimentos fermentados, también regeneran y fortalecen la flora intestina, ç-encargada de prevenir un buen número de desórdenes estomacales, como las fermentaciones, la hinchazón abdominal, el estreñimiento o la diarrea.

Prepara entrantes y postres con Piña

Esta fruta tropical es una fuente excepcional de unas enzimas que aceleran la digestión de las proteínas de la carne o el pescado. Es, por tanto, muy buena idea introducir la piña en los entrantes –ensaladas, cóctel de gambas, etc. – o en los postres –carpaccio de piña con jengibre, sorbetes, etc.- Los germinados, la papaya y el kiwi son otros de los alimentos con estas enzimas digestivas.

Acompaña la comida de Agua con Gas

Por su contenido en ácido carbónico, el agua con gas estimula la secreción de jugos gástricos, facilitando la asimilación de los alimentos. Acompañar la comida con este tipo de agua es un hábito muy recomendable entre personas mayores, ya que con la edad segregan menos jugos gástricos, lo que da lugar a digestiones más difíciles. No sigas este consejo si sufres gases, hinchazón abdominal o gastritis.

Read the rest of this page »



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Controlar la Hipotensión

Controlar la Hipotensión

Aunque tener la tensión baja no acarrea tantas complicaciones como sufrir de presión arterial alta, también debe tenerse muy en cuenta, ya que puede provocar mareos, desfallecimientos… o bien ser el síntoma de un problema de mayor gravedad.

NUEZ DE COLA EN INFUSIÓN– Uno de los remedios más utilizados por nuestras abuelas para “reanimar” a alguien que había sufrido una bajada de tensión era dar a tomar al doliente un café, a ser posible recién tostado, con unas gotitas de licores varios como el coñac. Una solución poco recomendable por contener alcohol. Lo mejor que hacían nuestras abuelas para subir la tensión era tomar una infusión de nuez de cola que, aunque contiene cafeína, resulta más suave que el café.

BACALAO Y FRUTOS SECOS– Además de esta infusión reanimadora, nuestras abuelas recomendaban, a quienes tenían siempre la tensión muy baja, algo sumamente prohibido para los que sufren hipertensión comer productos salados. E incluían en su dieta alimentos como el bacalao y los frutos secos, aunque tampoco conviene abusar de ellos.

MlEL EN AYUNAS– La tensión baja también se combate tomando una cucharadita de miel cada mañana en ayunas. Nuestras abuelas confiaban muchísimo en Ios efectos tan beneficiosos de la miel.

Potenciar el Riñón Sano

Potenciar el Riñón Sano

Mi abuela siempre decía que los riñones eran el filtro de nuestro organismo y que si abusábamos de sustancias nocivas, ellos serían los primeros en acusarlo. Para “desatascarlos” no hay nada mejor que un tratamiento desintoxicante.

CON LA CALABAZA Y EL CALABACÍN– Son de la misma familia y tienen idénticas propiedades, al menos en el tema que nos ocupa. Si tomas con frecuencia una de estas hortalizas, tanto da si lo haces en puré, sopa o crema, le harás un gran favor a tus riñones. Si las verduras no son tu fuerte, puedes obtener el mismo efecto picando entre horas y a temporadas pipas de calabaza tostadas y sin sal.

SANO “DESAYUNO”– Mi abuela se tomaba a diario, por la mañana en ayunas y por la noche, antes de acostarse, un vaso de agua caliente, con el zumo de medio limón y una cucharadita de miel. Gracias a este sano “desayuno” mantenía sus riñones en perfectas condiciones y evitaba todo tipo de problemas renales.

EL EXÓTICO MANGO– Este delicioso fruto tropical es una auténtica “escoba” que deja como los chorros del oro el sistema renal. Es especialmente útil para desintoxicar el organismo y limpiar los riñones, sobre todo cuando éstos han sido maltratados por un consumo excesivo de alcohol.

Potenciar las Piernas Ligeras

Potenciar las Piernas Ligeras

Nuestras abuelas tenían sus piernas a buen recaudo, ocultas bajo capas y capas de almidonadas enaguas. Eso no quería decir, sin embargo, que no velaran por su buena salud.

¡ClRCULEN!– La mala circulación de las piernas es la culpable de la hinchazón y el dolor. Para tener las piernas ligeras, nuestras abuelas tomaban dos infusiones de salvia con miel al día. Esta socorrida planta estimula la circulación y, tomada con regularidad, alivia las piernas pesadas y doloridas.

SIN SOMBRA DE VARICES– Las varices surgen de repente y sin avisar. No esta de más que vigiles regularmente tus piernas en busca de venillas que anuncien su próxima aparición. En cuanto sospeches un “ataque” inminente, prepara una infusión de caléndula y aplícala, bien fría, sobre las piernas sin friccionar demasiado. Todavía más efectivo es machacar unos cuantos dientes de ajo en el mortero durante tres minutos y aplicar la pasta en la zona afectada. Eso sí, después tendrás que desodorizar la piel pasando por las piernas medio limón cortado.

PIERNAS DE BAILARINA– Y por último, un ejercicio de ballet que te irá de perlas. Sentada en el suelo, con las piernas juntas y rectas, flexiona y estira los pies varias veces durante cinco minutos.

Potenciar las Manos Suaves

Potenciar las Manos Suaves

Antiguamente se decía que una dama no era una dama si no llevaba las manos pulcramente arregladas. Por esta razón hay infinidad de remedios para dar a nuestras sufridas manos la suavidad y belleza que se merecen.

PEPINO CONTRA LAS GRIETAS– Si tienes las manos muy estropeadas, con grietas o, simplemente, algo ásperas, el fresco pepino puede ser la solución que necesitas. Mezcla dos cucharadas de zumo de pepino con tres cucharadas de cualquier crema hidratante y dos de aceite de coco o aceite de oliva. Bátelo bien hasta obtener una mezcla homogénea. Aplícate esta crema a diario, realizando un suave masaje.

PATATA Y MIEL– Mi abuela siempre reservaba una patata del caldo para aplicársela sobre las manos. Y es que la patata es un excelente suavizante para las manos. Si quieres hacerte una crema hidratante de tu propia cosecha, aplasta una patata cocida sin piel y añádele dos cucharadas de leche y la misma cantidad de miel. Mezcla bien hasta obtener una crema y aplícala sobre las manos. Deja que actúe durante media hora y retírala con agua.

MANOS LIMPIAS– Y, por último, un sistema para limpiar las manos sin agredir su piel. Haz una pasta con aceite de oliva y azúcar y frota las manos con ella. Retíralo con un papel de cocina.  

 

Potenciar los Labios Suaves

Potenciar los Labios Suaves

Cuando el frío arrecia, los labios son los primeros en acusarlo. Mi abuela, acostumbrada a pasar mucho tiempo al aire libre, tenía un sinfín de recetas para mantenerlos suaves y protegerlos del viento y las bajas temperaturas.

LABIOS DULCES COMO LA MIEL– Mi abuela preparaba en casa el tradicional bálsamo de miel, una hidratante labial que dejaba los labios perfectos y … muy dulces. Se trata de mezclar dos cucharadas de miel líquida, una cucharadita de hidrolado de lavanda (puedes sustituirlo por infusión de manzanilla). Se guarda en un pote hermético y se aplica a diario, antes de acostarse.

REMEDIO DE ALTA MONTAÑA– Cuando empezaban los primeros fríos, a mi abuela le faltaba tiempo para encerrarse en la cocina y preparar su famoso protector labial de almendras, un remedio que utilizaban los antiguos alpinistas. Consistía en calentar al baño María dos cucharaditas de cera de abeja rallada, añadir después cuatro cucharaditas de aceite de almendras y, fuera del fuego, una de agua de rosas. Se removía hasta que la mezcla espesara y se envasaba en caliente. Aplicar antes de salir de casa.

SUAVES TODO EL DÍA– Y una última recomendación: si tienes los labios irritados o secos aplícate una gruesa capa de vaselina. 

Potenciar el Cuello Esbelto

Cuello Esbelto

En una época en la que las damas iban tapadísimas, el cuello era una de las pocas zonas que quedaban a la vista. Por esta razón nuestras abuelas dedicaban mucho tiempo a hacer que esta zona fuera lo más atractiva posible.

EL PROBLEMA DEL DOBLE MENTÓN– Se le conoce popularmente por el nombre de “papada” y es todo un problema, ya que añade años y kilos. Nuestras abuelas solucionaban el problema con este sencillo ejercicio. Consistía en sentarse delante de una mesa con los codos colocados encima de ella y las manos entrelazadas. Se colocaba la barbilla sobre las manos y se ejercía fuerza contra ella durante veinte segundos. Después de un descanso, se repetía el ejercicio y así unas diez veces. Otro buen remedio para la papada en masticar chicle.

ARRUGAS FUERA CON MlEL– Si mi abuela hubiera patentado esta eficaz mascarilla, seguro que habría ganado mucho dinero. Y es que esta crema especial para combatir las arrugas del cuello resulta muy eficaz. Consiste en mezclar medio litro de leche, la misma cantidad de miel líquida y una clara de huevo batiéndolo todo bien hasta obtener una crema homogénea. Mi abuela aplicaba esta crema sobre el cuello la dejaba actuar durante unos veinte minutos, aclarándola después con abundante agua tibia. La piel queda suave y aterciopelada. 

Potenciar la Cicatrización de las Heridas

Cicatrización de las Heridas

Hay personas que, como diría mi abuela, “tienen buena encarnadura” y sus heridas cicatrizan sin problemas. Pero no todo el mundo tiene su misma suerte. Si éste es tu caso, apúntate estas ideas.

EL SANO LIMÓN– El limón es un potente desinfectante. Si te has hecho una herida, o te han operado recientemente, conseguirás una rápida cicatrización tomando a diario y en ayunas el zumo de dos limones. Si el limón no te pasa, puedes rebajarlo con agua o tomarlo con cañita. El zumo de limón también puede aplicarse externamente, siempre y cuando se trate de una herida sin importancia, ya que desinfecta y acelera la cicatrización.

EL FRESCO EUCATIPTO– Mi abuela solía lavarnos las heridas con agua de eucalipto. Este agua se preparaba añadiendo tres cucharadas de hojas de eucalipto en un litro de agua hirviendo. Lo dejaba reposar unos minutos, lo filtraba y, una vez frío, ya estaba listo para usar (sólo uso externo). Gracias al eucalipto, las heridas cicatrizaban rápidamente.

DULCE REMEDIO– La miel de abeja, preferentemente sin procesar, es una de las sustancias cicatrizantes más antiguas y eficaces que existen. Aplicando un poco de miel directamente sobre las heridas se consigue que cicatricen antes y mejor.