otitis

 

Otitis infantil

oidos_sanos_ninos

Mantén los mocos bajo control
El exceso de mucosidad en la trompa de Eustaquio, el conducto que comunica la nariz y la faringe con el oído, puede acabar obstruyéndolo y provocar una otitis media, un trastorno muy frecuente en los niños. De hecho, es la enfermedad que se diagnostica más a menudo en menores de 15 años. Diluir y acelerar el drenaje de esas secreciones es la tarea que tienen encomendada los nutrientes siguientes.
-Vitamina C. Esta sustancia, aparte de reforzar las defensas, fluidifica la mucosidad, evitando su estancamiento en el oído y las vías altas respiratorias.
Refuerza su consumo. Comer un kiwi al día, una fruta cítrica o helados naturales a base de zumo de naranja o de limón es una buena estrategia. Una ensalada de tomate con mango también cubre los requerimientos diarios de este nutriente.
-Quercitina. A este flavonoide, de potente acción antiinflamatoria, no se le resiste ni la mucosidad más espesa. Su toma se recomienda no sólo en caso de otitis, sino también de sinusitis, asma y otras alergias respiratorias.
Refuerza su consumo. La quercitina abunda en la cebolla morada –añádela a todos los sofritos-, los guisantes, las coles, la manzana, la pera, la ciruela y la fruta del bosque. Infusiones como el rooibos o la malva, aptas para los niños, son un buen apoyo.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Remedios para acelerar la curación de la otitis

lavanda

DEBE IR AL MEDICO SI…

-El oído supura.
-Hay fiebre y dolor intenso.
-Sensación de oídos tapados o bajo presión.
Estos remedios naturales, que únicamente complementan el tratamiento recomendado por el otorrino, pueden ser de gran ayuda a la hora de aliviar el dolor y reducir la inflamación del tejido que tapiza el interior del oído.

¿Es tu punto débil? Recure al PROPOLIS
Los jarabes –ideales en niños- y las capsulas que combinan la propiedades antisépticas del própolis, la equinácea y el tomillo aumentan la resistencia a las infecciones de oído y aceleran la recuperación de las otitis. A ser posible, elige un preparado que también este formulado con regaliz, una planta que ayuda a reducir los procesos inflamatorios.

Calma las molestias con la ayuda de CALENDULA
Un remedio tradicional que se emplea con buenos resultados para aplacar el dolor producido por las otitis es el que se obtiene cubriendo con aceite de oliva virgen pétalos de caléndula, flores de gordolobo y llantén. Deja que macere durante unas dos horas, filtra y aplica dos gotas de este preparado tibio, calentando al baño María, en un algodoncito. Apóyalo en el orificio de entrada del oído y, si el dolor ha dado tregua, repite la aplicación 3-4 veces al día.

Incluye aceite esencial de LAVANDA en el botiquín
En el periodo estival, introducir la esencia de lavanda en el botiquín natural de primeros auxilios es un acierto. Este aceite esencial alivia las picaduras de insectos y aleja los mosquitos con la misma eficacia con la que mejora el tratamiento de la otitis externa, más habitual en verano debido a que el agua del mar o la piscina favorece la proliferación de bacterias. Con este fin, vierte dos gotas de la loción en un algodón y aplícalo suavemente en el oído afectado. Más vale prevenir que curar. Así que ten la precaución de secar con la punta de una toalla el pabellón auricular.

ACEITE de OLIVA y CEBOLLA, lo más socorrido
Si no tienes ninguna de estas plantas o esencias florales a mano, no te preocupes. Calienta las capas más externas de dos cebollas en aceite de oliva virgen. Retira del fuego y cuando se haya entibiado, sumerge un algodón en el preparado. Escúrrelo y colócalo en el oído afectado.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad: