piel

 

Combatir la Costra Láctica

Combatir la Costra Láctica

Años atrás, cuando a un bebé le salían esa costras amarillentas en el cuero cabelludo se decía que no iba a tener cabello que se le caería… Nada más lejos de la verdad.
Esas manchas sólo indican un exceso de actividad de las glándulas sebáceas y acaban por desaparecer. ¿cómo lo hacían nuestras abuelas?

DEL OLIVO A LA PIEL– Evidentemente combatían esa dermatitis seborreica de los bebés con el apreciadísimo y valioso aceite de oliva. Con este aceite, o con el de almendras dulces, daban suaves masajes sobre las costras después del baño diario del bebé.

PÉTALOS DE CALÉNDULA– Nuestras abuelas también confiaban en el efecto beneficioso que la caléndula ejerce en la piel. Con los pétalos de esta flor hacían una crema que diariamente aplicaban en el cuero cabelludo del bebé. Además de tres puñados de pétalos necesitaban 150 gramos de cera de abeja emulsificante, 60 de glicerina (o menos cantidad dependiendo de la sequedad de la piel) y un vaso de agua. Lo ponían al baño María a fuego lento durante tres horas, lo pasaban por un tamiz y lo envasaban en tarros de cristal.

CON UN CEPILLO SUAVE– Además, cogían un cepillo suave con cerdas que no fueran de origen animal y lo pasaban diariamente por el cuero cabelludo del bebé.

 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Quitar el Acné

Quitar el Acné

Remedios para combatir el acné he llegado a oír tantos que, al final, me quedo con los que me explicaba mi abuela que hacían en sus tiempos de juventud, Eran remedios tan sencillos que ponerlos en práctica no cuesta nada.

TILO COMÚN PARA TU PIEL– No os podéis llegar a imaginar lo mucho que el tilo común puede hacer contra el acné. Mi abuela me hacía tomar una infusión de hojas de esta planta después de cada comida durante las épocas en que más granos me salían por a cara y la espalda. Para cada infusión utilizaba una cucharadita de hojas de tilo que dejaba reposar en una taza de agua hirviendo.

JABONERA, JABONERA…– Otro remedio que me propuso mi abuela era lavarme la zona afectada por el acné con hierba jabonera (saponaria), una planta muy usual en los jardines (sólo uso externo). O bien hacía una infusión con esta planta y me lavaba a cara después, o bien reducía a polvo esta hierba cuando se secaba, mezclaba una pizca con agua y me la aplicaba directamente sobre los granitos.

VINAGRE DE MANZANA– A veces, incluso me recomendaba que por la mañana y por la noche me limpiase la cara suavemente con vinagre de manzana y que cada día, sin falta, tomara en ayunas una zanahoria rallada. 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Potenciar la Digestión sin Problemas

Problemas Digestión

A nadie le gusta culminar una excelente comida con una mala digestión. Si eres propenso a sufrir largas y molestas digestiones, no pases por alto estos eficaces trucos fruto de la sabiduría de la abuela.

PIEL DE NARANJA– Después de cada comida, mi abuela tenia costumbre de masticar durante largo tiempo un trozo de piel de naranja o de limón. Además de refrescar el aliento, la piel de estos cítricos le aseguraba una buena digestión, sin gases ni inoportunos retortijones. Otra buena idea era añadir piel de limón rallada a sus infusiones digestivas.

LA SANA MANZANA– La manzana es una fruta muy beneficiosa que también nos puede resultar de gran ayuda. Si comes dos o tres manzanas dulces y en su punto (ni muy verdes ni muy maduras) a lo largo del día protegerás tu estómago contra los síntomas de las malas digestiones.

ESPECIAS AROMÁTICAS– Hay un sinfín de condimentos que te ayudarán a hacer la digestión. Si por ejemplo, eres muy amante de lo dulce aromatiza tus postres con un poco de canela. El ajo también resulta muy eficaz. Escalda un diente de ajo pelado en agua hirviendo y añádelo bien machacado a tus comidas Otros condimentos saludables son la albahaca, el jengibre, la menta y la mostaza. 

 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Usos de las Uvas en la Belleza

Uvas

A punto de entrar en el nuevo año, déjate seducir por las denominadas “uvas de la suerte”. Y es que la uva es un alimento enormemente beneficioso para el organismo. Es, quizás, una de las frutas más desintoxicantes que existen, capaz por sí sola de solucionar problemas tan rebeldes como el estreñimiento.

La dieta de la uva: La uva es un alimento muy nutritivo y completo. Además, su capacidad desintoxicante la convierte en un arma estupenda para perder de vista los kilos de más. Esta dieta te permitirá perder peso de forma gradual pero duradera. Dura cinco días y puede repetirse una o dos veces al mes.

Primer día: Sustituye el desayuno por una ración de uvas de (300 a 500 g). El resto de comidas deberán ser ligeras.

Segundo día: Sustituye la cena por una ración de uvas.

Tercer día: Sustituye e desayuno y la cena por dos raciones de uva.

Cuarto día: Vuelve a tomar uvas sólo una vez al día, para la cena.

Quinto día: Toma una ración de uva para desayunar.

“Peeling” de uva contra las manchas en la piel: El zumo de uva verde es un tónico fantástico para la piel. No sólo la limpia en profundidad eliminando las impurezas sino que también ayuda a atenuar el color de las manchas. Licúa unas cuantas uvas verdes hasta obtener la suficiente cantidad de zumo. Empapa un algodón en este líquido y aplícalo sobre la piel. Deja que actúe durante cinco minutos y acláralo con agua, preferentemente de rosas. Al momento notarás la piel más luminosa y, con el tiempo, las manchas se atenuarán.

Uso del Rábano en la Belleza

Rábano

Su sabor fresco y ligeramente picante resulta irresistible. En ensalada o como guarnición, los rabanitos son auténtica delicia, pero… ¿sabías qué, además los rábanos pueden blanquear las pecas y combatir el colesterol, entre otras muchas cosas? Descubre todos los secretos de esta sana hortaliza.

Mascarilla contra las manchas de la piel: El exceso de sol y el envejecimiento de la piel son los responsables de la aparición de manchas marrones, un problema muy frecuente, sobre todo en verano. Nuestras abuelas aclaraban la piel de su rostro con esta eficaz mascarilla de rábanos. Aplícala dos o tres veces por semana.

Necesitamos: Uno o dos rábanos, cuatro cucharadas de leche, una cucharada de harina de avena.

1- Lava, pela y ralla los rábanos.

2- Mezcla una cucharada de rábano con la leche y la harina. Remueve bien.

3- Aplícatela, evitando la zona de alrededor de los ojos, durante media hora.

Adelgazar con rabanitos: El zumo de rábanos tiene una acción desintoxicante y ayuda a eliminar las grasas. Este zumo receta especial de la abuela, te puede servir de gran ayuda. Trocea un kilo de rábanos y pásalos por la licuadora. Bebe el zumo resultante en pequeñas dosis durante dos días y tu báscula lo notará. 

Uso de Puerros en la Belleza

Puerros

Es un pariente cercano de la cebolla y, al igual que ella, tiene numerosas propiedades medicinales. Y es que los puerros sirven para mucho más que para comerlos con patatas. En jarabe, licuados o en infusión, los puerros te pueden sacar de más de un apuro doméstico. Haz la prueba y verás.

Mascarilla egipcia para pieles sensibles: Las pie es delicadas no suelen tolerar la mayoría de productos cosméticos, tanto químicos como naturales. A continuación, te explicamos cómo preparar una estupenda mascarilla calmante e hidratante ideal para las pieles sensibles. Se trata de una receta egipcia que, según cuentan, utilizaba la mismísima Cleopatra. Tan sólo tienes que hervir un par de puerros en leche durante un cuarto de hora. A continuación, cuela el líquido y aplícalo sobre el rostro con la ayuda de un algodoncito. Deja que actúe durante un cuarto de hora y retira con agua.

Uso del Plátano en la Belleza

Plátanos

Los plátanos nunca deberían faltar en el frutero, sobre todo en las casas donde hay niños. Deliciosos y muy nutritivos, proporcionan al organismo energía y salud a raudales. Pero el plátano tiene otros muchos usos. Desde abrillantar los zapatos hasta hidratar el cutis, te sacará de más de un apuro.

Cabello seco después del verano: Si el sol y el agua del mar te han resecado mucho el cabello, puedes devolverle el vigor con esta mascarilla capilar de plátano. Tan sólo tienes que machacar un plátano más bien maduro y mezclarlo con una cucharada sopera de leche o de yogur. Aplica esta pasta sobre el pelo, desde la mitad hasta as puntas, después del lavado y deja que actúe durante un cuarto de hora. Aclarar con abundante agua.

Mascarilla para la piel cansada y deshidratada: El plátano es un producto hidratante excelente para la piel del rostro Está especialmente recomendado para pieles cansadas y con mal color.

Necesitarás: Un plátano maduro, 25 g de harina de avena y una cucharadita de miel.

1- Chafa el plátano con un tenedor hasta hacerlo puré.

2- Añade la harina de avena y la miel.

3- Remueve bien hasta obtener una crema homogénea.

Crema suavizante para las manos: En esta época del año, es muy frecuente que las manos se resequen, irriten e, incluso, aparezcan molestísimas grietas. Para hidratarlas y suavizarlas a fondo, tan sólo hay que chafar un plátano maduro con un tenedor y frotar las manos con la pasta resultante. Deja que actúe durante media hora y aclara después con agua tibia. Hazlo a diario y tus manos se recuperarán rápidamente.

Mascarilla para cutis cansados: Para eliminar el cansancio del rostro, prueba esta eficaz mascarilla de plátano y yogur. Se prepara machacando un plátano y mezclándolo con medio yogur natural Para obtener una crema más homogénea, pasa la mezcla por la batidora. Aplica la crema por el rostro con la ayuda de una brocha y deja que actúe durante media hora. Puedes aplicarla una vez por semana.

Uso de los Pistachos en la Belleza

Pistachos

Pocos pueden resistirse a la tentación que representa un puñado de pistachos. Este fruto seco, uno de los más deliciosos, es también un alimento muy nutritivo y saludable. Rico en grasas “buenas” y en minerales, es un excelente remedio para problemas como la anemia o la osteoporosis.

Mantén tu piel joven e hidratada: Como todos los alimentos ricos en grasas vegetales, el pistacho resulta muy beneficioso para mantener la piel hidratada y prevenir la aparición de las arrugas. Comer pistachos con frecuencia te asegura una piel perfecta. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que se trata de un fruto muy calórico, por lo que debe consumirse siempre en pequeñas cantidades.

 

Uso de los Piñones en la Belleza

Piñones

El sabroso fruto del pino piñonero es un auténtico placer para el paladar. Pero el piñón, además, es un alimento muy nutritivo que nos ayudará a combatir problemas como el cansancio físico o la anemia. También resulta útil para hidratar la piel seca y combatir la bronquitis y la neumonía.

 

Piel joven e hidratada: El aceite de los piñones resulta muy eficaz para hidratar la piel y prevenir la aparición de las arrugas. Para beneficiarnos de sus efectos basta con tomarlos de vez en cuando y siempre en pequeñas cantidades. Si te preocupa la línea, no abuses de su consumo, ya que se trata de un alimento muy calórico. Una buena forma de tomarlos es como aderezo en verduras y ensaladas.


 

Uso de la Piña en la Belleza

Piña

Su dulce sabor es todo un placer para los golosos. Pero la piña es mucho más que un riquísimo postre. En el caribe es considerada como un medicamento universal, capaz de curar desde un resfriado al más doloroso de los callos. En Europa todavía no estamos al tanto de sus posibilidades, por lo que vale la pena ponerse al día.

Piel más joven en un abrir y cerrar de ojos: En Sri Lanka las mujeres rejuvenecen y reafirman la piel de su cuerpo frotándola con la parte interior de la piel de la piña. Ellas sabían que esta fruta resulta ideal para eliminar las células muertas, las manchas y la suciedad de la piel, dejándola como nueva. Para realizar una exfoliación a fondo de la piel del rostro, pasa con un algodoncito un poco de zumo de piña y deja que actúe durante unos diez minutos. La piña, además de limpiar la piel, tiene un efecto (lifting), estirando la piel por unas horas y borrando las arruguitas. ¡No se puede pedir más!

Uñas sin cutículas: Las cutículas son esas pieles duras que rodean las uñas y que resultan tan antiestéticas. No intentes cortarlas, ya que crecerán con más fuerza. Lo mejor es suavizarlas y retirarlas hacia atrás con un bastoncillo. Para facilitar esta tarea, aplícales primero esta crema suavizante especial para cutículas. Consiste en batir dos cucharadas de zumo fresco de piña, una yema de huevo y media cucharadita de vinagre, mejor si es de sidra. Cuando obtengas una mezcla homogénea, aplícala sobre las uñas y deja que actúe durante una media hora Enjuaga con agua tibia y retira las cutículas hacia atrás con un bastoncillo.