romero

 

Curar las Llagas

Curar las Llagas

Aunque ahora hay muchos más recursos que antes y la medicina ha avanzado mucho, en muchas casas se siguen curando las llagas como lo hacían antaño nuestras abuelas, que tenían solución para todo.

EL PODER DE LA PATATA RALLADA– Hacían desaparecer las llagas con una simple patata, que por suerte se tienen en todos los hogares. Una vez a mi padre le salió una llaga en el pecho y mi abuela, además de ponerlo a dieta porque dijo que le había salido por tener la sangre “sucia”, le aplicó una cataplasma de patata rallada. Y cuando ésta se secaba, le Ponía otra cataplasma de la misma forma. Así una y otra vez hasta que al final se le curó. Y no pasaron muchos días.

ALCOHOL DE HIERBAS– Mi abuela también conocía un preparado que antaño se hacía para que no les salieran llagas a las personas que debían pasar mucho tiempo en la cama por enfermedad. Se trataba de meter en una botella romero, salvia. lavanda, flor de saúco y tomillo a partes iguales. Estas hierbas se cubrían después con el alcohol que cupiera en la botella. Después la dejaban al sereno al menos durante tres semanas, agitándola muy bien a días alternos. Cuando las hierbas Ya habían dejado toda su esencia, las colaban y con ese alcohol se daban fricciones al enfermo por todo el cuerpo.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Protegerse de la Insolación

Protegerse de la Insolación

Los excesos nunca son buenos y menos los de sol. Nuestras antepasadas, que se protegían del astro rey con grandes sombreros, tenían claro lo que debían hacer cuando alguien se presentaba con una insolación y lo que conlleva: dolor de cabeza, mareo, pulso alterado…

MENTA QUE ALIVlA Y REFRESCA– Además de colocar al afectado en un lugar fresco, lo trataban con infusión de menta, que dejaban enfriar, obviamente, antes de utilizar. Preparaban grandes cantidades de infusión con hojas de menta (fresca si es posible) y cuando estalla bien fría empapaban varios paños de fibra natural y los colocaban sobre la frente, la nuca, el pecho… del afectado. Tan pronto como los paños se calentaban, volvían a remojarlos en el agua de menta y a ponerlos de nuevo en la piel del doliente.

ROMERO EN LOS PIES– Otra forma que tenían nuestras abuelas de “reanimar” a los que sufrían insolación era friccionar durante un par de minutos sus pies con alcohol de romero, que ahora puede encontrarse en cualquier tienda especializada, pero que antes preparaban ellas mismas.

HOJAS DE COL EN LA CABEZA– Y para las personas muy aficionadas a tomar el sol, las abuelas siempre tienen un buen consejo: cubrirse la cabeza siempre con un sombrero o pañuelo bajo el cual conviene ponerse una hoja de col mojada.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Combatir los Esguinces

Combatir los Esguinces

Cuando alguien sufre un esguince lo mejor es ponerse en manos del traumatólogo para que observe el verdadero alcance de la lesión. La inmovilización será necesaria para que la articulación se recupere por completo. Y los remedios naturales con propiedades desinflamatorias y circulatorias, también.

LA CATAPTASMA DE LA ABUELA– Nuestras abuelas sabían que la patata ayudaba a combatir las molestias producidas por los esguinces. Ponían a hervir dos o tres patatas (dependiendo del tamaño), las chafaban rápidamente y,una vez tibias, las colocaban en forma de cataplasmas durante al menos una hora. La desinflamación del pie estaba, entonces, asegurada.

ROMERO EN LA PIEL– Abuela también reconocía las propiedades del popular romero para mitigar el dolor y la inflamación que siguen al esguince. Calentaba durante dos minutos un puñado de hojas secas de romero y las colocaba en forma de emplasto sobre la articulación afectada. Lo mantenía mientras se mantuviera caliente y, si era necesario, repetía la aplicación dos veces cada día.

TAZAS DE HARPAGOFITO– Las infusiones de harpagofito (dos al día) se usan en casos de esguinces, y que desinflaman y alivian el dolor. En las herboristerías encontrarás parches de harpagofito para este fin. 

 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Potenciar los Pies Sanos

Potenciar los Pies Sanos

Mi abuela siempre decía: “Para conservar la salud siempre hay que mantener los pies calientes y la cabeza fresca”. Siempre he procurado seguir este valioso consejo y creo que gracias a ello he estado siempre en muy buena forma. Y es que, como bien dicen los chinos, los pies son el espejo de nuestra salud.

PIMENTÓN EN LOS CALCETINES– Desgraciadamente, los pies son los primero en sufrir las consecuencias de una mala circulación. Para evitar este problema y mantiene los pies calientes, mi abuela nos colocaba dentro de los calcetines una pizca de pimentón dulce. El pimentón hace que la sangre afluya a las plantas de los pies y mejora la circulación. También puedes darte un baño de pies con agua caliente y una cucharadita de pimentón.

EL DULCE ROMERO– Si los pies nos duelen con frecuencia, necesitamos un remedio tan eficaz como son los baños con infusión de romero. Pon tus pies en remojo una vez al día en esta aromática agua y te notarás mucho mejor.

FRIEGAS CON LIMÓN– Cuando, después de una jornada agotadora, los pies están que no pueden más, regálales con un baño de agua fría durante diez minutos. A continuación, hazte unas friegas con zumo de limón y acláralos después con agua fría. Sécate bien y descansa durante unos minutos. 

Potenciar los Pies Frescos

Potenciar los Pies Frescos

Antiguamente, los baños de pies eran una práctica habitual en todas las casas. Mi abuela siempre tenía a mano una palangana de porcelana que utilizaba para este fin. Si tienes problemas (olorosos) con tus pies, sigue el ejemplo de nuestros antepasados y baña tus pies a diario con estas plantas desodorantes.

HIERBAS REFRESCANTES– Las plantas más frescas del herbolario son el romero, la hierbabuena y la menta. Para realizar un baño de pies, mezcla las tres hierbas a partes y añade un puñado de esta mezcla en un litro de agua hirviendo. Espera 20 minutos y filtra. Agrega el zumo de dos limones y echa el líquido en el video en una palangana. Mantén los pies sumergidos durante un cuarto de hora y ¡adiós olores desagradables durante todo el día!

MASAJES DESODORANTES– Después del baño hay que secar a conciencia los ples, sobre todo entre los dedos. A continuación puedes darte un masaje con alcohol o vinagre de sidra. Cualquiera de estas dos sustancias desinfectadas los pies y contribuirá todavía más a evitar el mal olor de pies.

DIETA ANTI-SUDOR– La “puntilla” de este tratamiento será una o dieta rica en silicio, un mineral que regula la producción de sudor. Lo encontrarás en alimentos como las fresas, las cebollas, las almendras y las uvas.

Potenciar la Memoria

Potenciar la Memoria

Tener memoria no consiste en recitar la lista de los reyes godos sino simplemente recordar dónde hemos dejado las llaves o el nombre de las personas que nos acaban de presentar.

PREPARARSE PARA UN EXAMEN– Mi abuela, que a pesar de su edad tenía una memoria de elefante, confiaba muchísimo en el romero. Cuando estábamos con exámenes, nos hacía tomar una infusión de esta planta tres veces al día, un remedio casi milagroso que nos permitía estudiar con éxito durante horas. Echa una cucharadita de romero en una taza de agua caliente. Deja reposar cinco minutos y filtra.

EL EJEMPLO GRIEGO– En la Grecia clásica, ya se quemaban ramas de romero en las casas de los estudiantes. Si quieres seguir su ejemplo, quema unas gotas de aceite esencial de romero en un quemador. Notarás como ganas memoria al momento.

MEMORIA EN LA TERCERA EDAD– Los abuelos chinos siempre han presumido de tener una gran memoria. Su secreto es el ginkgo biloba un árbol de origen milenario -se cree que es el más antiguo del planeta- muy respetado en China. El ginkgo aumenta la circulación de la sangre de la cabeza. Tomando comprimidos naturales de ginkgo podrás sorprender a todos con tu memoria.

 

 

Potenciar los Músculos Elásticos

Potenciar los Músculos Elásticos

Hay personas especialmente propensas a sufrir contracturas musculares. Son, evidentemente, los deportistas y todos aquellos que realizan trabajos físicos. En estos casos, mantener los músculos fuertes y elásticos evitará muchos problemas.

FRUTOS SECOS DULCES– No encontrarás remedio más saludable. En los pueblos, pastores y campesinos siempre llevaban en el zurrón buenas provisiones de frutos secos dulces, como los orejones, los dátiles, las pasas, los higos, etc. No sólo les daban la energía necesitaría para seguir trabajando sin desfallecer, sino que también les ayudaba a mantener los músculos flexibles y evitar las frecuentes contracturas. Si los acompañas de almendras, avellanas o nueces, el efecto será más intenso.

ALGAS MILAGROSAS– Una vez más tenemos que recurrir a ese tesoro inagotable que es el mar para prevenir una dolencia. Y es que las algas, frescas o en comprimidos, son muy beneficiosas para mantener los músculos en buenas condiciones. No hay que olvidar que las algas son muy ricas en minerales.

MASAJES DE ROMERO– Si hay alguna parte de tu cuerpo que suele darte la lata (hombro, cuello, espalda, etc…), acostúmbrate a realizar friegas con aceite de romero. También sirven para evitar el dolor.

 

Potenciar Cabellos sin Canas

Cabello sin Canas

En una época en la que los tintes apenas se usaban, tener el cabello sin sombra de canas era un asunto de vital importancia. Si quieres mantener tu color natural sin recurrir a los tintes artificiales, rescata los remedios del pasado y conseguirás tu objetivo.

– Hay infusiones que oscurecen gradualmente los cabellos blancos. Mi abuela preparaba un tónico a base de salvia y té que oscurecía y disimulaba las canas. Consistía en cocer a fuego lento dos cucharaditas de salvia y dos de té en medio Iitro de agua durante un par de horas. Cuando se enfriaba, mi abuela lo colaba y le añadía dos cucharaditas de aguardiente (también puedes utilizar ron). Aplica este tónico sobre el cuero cabelludo realizando un suave masaje. Para que sea eficaz, debe hacerse a diario

HOJAS DE HIEDRA– Otro remedio para disimular las canas es aplicarse el agua de cocer hojas de hiedra terrestre. Hazlo cada vez que te laves el cabello, insistiendo en las zonas donde el número de canas es mayor.

OSCURO Y BRILLANTE– Los cabellos con canas suelen tener el problema añadido de la falta de brillo. Para solucionar las dos cosas, mi abuela aconsejaba aplicar a diario una infusión bien concentrada de romero. Además de tapar las canas, el romero abrillanta el pelo. 

 

Potenciar la Concentración Mental

Concentración Mental

Cuando nos tocaba lo que entonces se Ilamaba “hacer codos” es decir, estudiar, mi abuela nos vigilaba de cerca. Cuando alguno de nosotros se despistaba, no tardaba en aplicarle alguno de sus remedios.

MELISA– De ella decían los antiguos herboristas que “rejuvenece, fortalece el cerebro y combate la caída del pelo”. Pero una de sus aplicaciones más espectaculares es la de aumentar la concentración mental. El té de melisa es una bebida insustituible en estudiantes y todos aquellos que deban realizar un gran esfuerzo intelectual. Dos o tres tazas al día, además de mejorar la memoria y calmar los nervios, combaten las pocas ganas de estudiar Si, además, las endulzas con miel, obtendrás energía extra.

ROMERO– Hablando de plantas “intelectuales” no nos podemos olvidar del romero. Mi abuela no estaba al corriente de las investigaciones que afirman que esta planta estimula la circulación de la sangre a la cabeza, pero lo que sí sabía era que quemar unas cuantas hojas de romero hacía que los estudiantes distraídos consiguieran una mayor concentración.

SÓLO PARA MAYORES– Y en el caso de que la falta de concentración mental afecte a una persona mayor, lo mejor es tomar ginkgo biloba.  

 

Potenciar el Cabello Brillante

Cabello Brillante

Un cabello brillante es un cabello sano. Mi abuela lo sabía muy bien y por ello no reparaba en esfuerzos para conseguirlo.

EL FIEL ROMERO– En el lenguaje de las flores, el romero significa “acuérdate de mí” y simboliza la fidelidad entre los amantes. Pero mi abuela, que era una mujer muy práctica, lo utilizaba simplemente para da brillo al cabello. La loción de romero se prepara añadiendo dos cucharadas de esta planta en un cuarto de litro de agua hirviendo. Se deja en maceración durante cuatro horas, se filtra y se embotella. Utiliza la loción de romero después de lavarte el cabello, en el último enjuague, y el pelo te quedará más brillante que nunca.

SECO COMO LA ESTOPA– Hay cabellos que son especialmente secos. Los tintes, las permanentes y la acción del sol no hacen más que agravar el problema. Esta mascarilla de plátano y limón resulta perfecta para hidratarlos y devolverle el brillo perdido. Se prepara machacando con un tenedor un plátano bien maduro. Añade una cucharada de zumo de limón y otra de aceite de girasol o de oliva. Mezcla bien y aplica en los medios y las puntas, sobre el cabello seco. Deja que actúe durante media hora, aclara con abundante agua y lávate el pelo como hagas normalmente. Una sola aplicación y tu cabello parecerá otro.