clavo

 

Terminar con el Dolor de Muelas

Terminar con el Dolor de Muelas

Si te desesperas porque la clásica bolsa repleta de cubitos de hielo no te libera del inquietante dolor de muelas, no te subas por las paredes y pon en marcha el mejor remedio de nuestras abuelas… la ceniza de chimenea.

C€ENIZA, DE LOS PIE€S HACIA LA CABEZA– En una de aquellas antiquísimas palanganas que usaban para lavarse, echaban un puñado de ceniza, una pizca de salvado y otra de pimienta y lo cubrían todo con agua muy caliente. Cuando estaba más templada, metían los pies durante largo rato, frotándolos uno contra otro. El dolor de muelas desaparecía mientras hacían este sencillo gesto.

EL SECRETO, EN TU INDICE€- Al mismo tiempo, se practicaban una especie de masaje en los laterales del dedo índice de la mano, justo a la altura donde nace la uña. El secreto está en ejercer presión en este punto, que está directamente relacionado con la dentadura. Las abuelas sabían que haciendo esto el dolor se aliviaba de forma rápida.

LA ANESTESIA DEL CLAVO– Una vez más puedes echar mano de clavo de especia, cuyo aceite tiende virtudes anestesiantes. Puedes utilizarlo de dos formas, como lo hacían antaño: masticando un clavo sobre la muela que duele o mezclando dos clavos con agua hirviendo para hacer gárgaras cuando el agua este tibia. 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Los Ataques de Ciática

Los Ataques de Ciática

Mi abuela decía que un ataque de ciática era de lo peor que te podía ocurrir. por eso, tenía siempre tan presente lo que debía hacer si a ella o a alguien de los suyos le aparecía ese dolor tan insoportable que va de las nalgas a la rodilla.

CON LAS ARMAS DE LA CERVEZA…– Nunca hubiera imaginado que para tratar es dolencia se pudiera utilizar la misma hierba de la cual se extrae la cerveza: el lúpulo. Mi abuela siempre recomendaba, a quien tuviera uno de esos ataques, aplicarse una cataplasma lo más caliente posible de lúpulo, para lo que debían hervir primero la planta durante diez minutos, filtrarla después y envolverla en un paño muy fino. Y tan pronto como se enfriase, volver a remojarla con la misma agua aún caliente.

FRICCIONES CON CLAVO– Igual de efectivas para calmar los ataques de ciática son las friegas diarias con aceite de clavo, que aquí utilizamos mucho como especia pero que en su país de origen, Indonesia, es muy apreciado por su variedad de usos terapéuticos. Úsalo con precaución, ya que puede resultar irritante.

SAUCE, PERO EN TAZAS– Como complemento a la cataplasma de lúpulo o a la friega de clavo, mi abuela era partidaria de tomar dos infusiones al día preparadas con las hojas del sauce, ya que tiene propiedades calmantes y sedantes. 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Potenciar la Lactancia

Potenciar la Lactancia

En la época de mi abuela, la leche artificial no existía. Quedarse sin leche era, por lo tanto, un auténtico problema. Las mujeres de las clases pudientes solucionaban el problema contratando a un ama de cría, pero las madres de a pie no tenían más remedio que confiar en el poder de las plantas.

ORTIGA, LA PLANTA AMIGA– Entre sus muchas aplicaciones, la ortiga tiene la virtud de aumentar la producción de leche materna. Mi abuela recomendaba a las madres con problemas tomar una infusión de ortiga minutos antes de dar el pecho a su hijo. Se prepara añadiendo una cucharada de esta planta en una taza de agua hirviendo. Se filtra y se toma bien caliente.

COCTEL DE FRAMBUESA– Este delicioso cóctel servirá de ayuda a las madres de bebés muy tragones. Consiste en preparar una infusión de hojas de frambuesa y añadir una puntita de canela en polvo y la misma cantidad de clavo, también en polvo. Endulza con un poco de miel. Toma una lata de esta infusión en días alternos durante dos semanas.

DIETA “LECHERA”– Hay una serie de alimentos que, tomados a diario, también sirven para aumentar la producción de leche. Procura que en tu dieta no falten el maíz, la avena, las legumbres, los frutos secos, los plátanos, las peras, las manzanas y las zanahorias.

 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Potenciar Fumar Menos

Potenciar Fumar Menos

A mi abuela no le gustaba nada que le llenaran la casa de humo y refunfuñaba cada vez que veía a mi abuelo con la picadura y el papel de fumar. Por eso disponía de los más variados trucos para aminorar este hábito.

LA HIERBA DE LOS GATOS– A la valeriana también se la conoce por este nombre, ya que su olor atrae poderosamente a los gatos. La valeriana ayuda a reducir la ansiedad y, muy especialmente, el deseo de fumar. Prepara una infusión echando dos cucharadas de valeriana en medio litro de agua y tómala en pequeña dosis, coincidiendo cuando el deseo de fumar sea mayor. Evita la valeriana si estás embarazada o en período de lactancia.

FUMAR” ZANAHORIAS– Para calmar el ansia del cigarrillo, mi abuela recomendaba utilizar sustitutos naturales como una zanahoria cruda, un trozo de regaliz, un tronco de apio… Procura también incluir una mayor cantidad de fruta y verdura en tu dieta, desintoxicarás el organismo y aliviarás el “mono” del tabaco.

EN CASO DE URGENCIA– Otro remedio recomendado por mi abuela era masticar un clavo de especia. No es un pasatiempo muy agradable, ya que el clavo tiene un sabor fuerte pero resulta de gran utilidad. No abuses de este remedio resérvalo para cuando el deseo de fumar sea insoportable. 

 

Uso del Clavo en el Hogar

Clavo

Esta popular especia aromática, que tan bien liga con los estofados y guisos de legumbres, es también un remedio tradicional contra la indigestión, las alergias o el dolor de cabeza. Tanto en infusión, en aceite o masticando directamente, el clavo de especia es un remedio medicinal casi universal.

Desinfecta tu cocina con clavo y limón: Este remedio popular te permitirá eliminar los malos olores de tu cocina y, además, mantener alejados los insectos. Consiste simplemente clavar en un limón entero varios clavos de especia. El olor que desprende es muy agradable y, además, tiene un gran poder desinfectante. Coloca un limón en los lugares más estratégicos de tu cocina. 

Uso del Clavo en la Belleza

Clavo

Esta popular especia aromática, que tan bien liga con los estofados y guisos de legumbres, es también un remedio tradicional contra la indigestión, las alergias o el dolor de cabeza. Tanto en infusión, en aceite o masticando directamente, el clavo de especia es un remedio medicinal casi universal.

Infusión de clavo para adelgazar: La infusión de clavo estimula el metabolismo y ayuda a quemar grasas. Si estas a dieta, tomar una taza al día de infusión de clavo te servirá de gran ayuda. Puedes prepararla echando un clavo de especia en una taza de agua caliente. Filtra al minuto y toma bien caliente. Para mejorar su sabor, puedes añadir zumo de limón e, incluso, media cucharadita de miel. Debes tener en cuenta, sin embargo, que la miel es un condimento que cuenta con un buen número de calorías.

 

Beneficios del Clavo Para la Salud

Clavo

Esta popular especia aromática, que tan bien liga con los estofados y guisos de legumbres, es también un remedio tradicional contra la indigestión, las alergias o el dolor de cabeza. Tanto en infusión, en aceite o masticando directamente, el clavo de especia es un remedio medicinal casi universal.

Rinitis alérgica: La infusión de clavo da buenos resultados para aliviar los síntomas de la rinitis y a fiebre del heno.

Masaje contra el dolor de cabeza: El aceite de clavo, utilizado para masajear las sienes, es un excelente remedio contra el dolor de cabeza. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que este aceite nunca debe aplicarse directamente sino mezclado con otro aceite conductor en las dosis que te indique el herborista.

Ansiedad y depresión: Añadiendo una pizca de clavo en polvo en las infusiones o en un vaso de vino, se consigue aliviar muchos problemas emocionales, entre ellos la ansiedad y la depresión. Y es que el clavo es un buen remedio para el sistema nervioso.

Malas digestiones: Antiguamente, existía la costumbre de masticar un clavo de especia después de las comidas fuertes. Y es que el clavo, además de desinfectar la cavidad bucal, estimula la digestión y evita problemas como las flatulencias y la sensación de pesadez. Una buena idea es añadir a los guisos fuertes y grasos unos cuantos clavos de especia. Además de mejorar su sabor facilitarás la digestión.

Sorprendente remedio contra el hipo: Para sofocar un ataque de hipo, puedes aplicar este dulce remedio. Tan sólo tienes que añadir tres gotas de aceite de clavo en un terrón de azúcar. Mantén el terrón dentro de la boca hasta que se disuelva. Ya verás como, antes de que esto ocurra, el hipo habrá desaparecido.