hogar

 

Trucos con Vino en el Hogar

Vino

Desde la Antigüedad, el vino es sinónimo de alegría y festejo. Si bien bebido en exceso resulta muy perjudicial, si se toma con mesura, puede resultar saludable para nuestro organismo. Recientes estudios han confirmado, además, que el vino es uno de los secretos de la buena salud de los pueblos mediterráneos.

Plantas con lombrices: Si tu planta favorita ha sido atacada por lombrices, aplica este truco empleado por los viejos jardineros. Consiste en echar medio vaso de vino tinto en la tierra. Las lombrices saldrán a la superficie y podrás eliminarlas fácilmente.

Mantel manchado de vino: Podrás eliminar las manchas de vino tinto sobre el mantel si inmediatamente después de haberse producido, les echas un poco de vino blanco.

Limpiar objetos de bronce: Calienta ligeramente un poco de vino tinto y empapa un paño suave. Escurre bien y frota el objeto con él. Sécalo después con una gamuza y podrás comprobar los resultados. El vino es capaz de abrillantar el objeto de bronce más estropeado.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Trucos con Vinagre en el Hogar

Vinagre

Antiguamente, el vinagre se preparaba dejando fermentar el vino en los barriles destapados. Por aquella época, no había casa en la que no tuvieran vinagre artesanal. Las abuelas lo utilizaban para todo: hacer conservas, limpiar su hogar o sanar las más variadas dolencias.

Reavivar el color de las prendas: Si echas un poco de vinagre en el último aclarado, las prendas de colores delicados no correrán el peligro de desteñirse.

¿Odias el olor a col hervida?: Cuando hiervas col, coloca un paño empapado en vinagre sobre la cazuela y evitarás que toda la casa huela a esta verdura.

Legumbres menos flatulentas: Si echas un chorro de vinagre en el último momento de la cocción, conseguirás que las judías y habas queden, además de más sabrosas, menos flatulentas.

Copas brillantes: Para que las copas de cristal te queden más brillantes, lávalas con agua donde habrás echado un chorrito de vinagre.

Manchas de sudor: Tan sólo tienes que dejar la prenda manchada en remojo con agua y vinagre. Lávala después.

Cal en la plancha: Para eliminar las incrustaciones de cal, llena el depósito con una cucharadita de agua y otra de vinagre. Haz que produzca vapor durante unos minutos, desenchufa la plancha y no vacíes el depósito hasta media hora después. 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Trucos con Tomate en el Hogar

Tomate

El tomate encierra, como si de un jugoso tesoro se tratara, un sinfín de propiedades. Rico en vitaminas y minerales, es un excelente preventivo contra las enfermedades degenerativas. En medicina natural, se ha utilizado desde hace muchos años para combatir problemas de la piel, como callos, granos, etc.

Manchas de tinta: Algunos bolígrafos dejan en los dedos unas antiestéticas manchas. Para eliminarlas fácilmente, frota la piel con zumo de tomate.

Ollas quemadas: El tomate también resulta muy útil para limpiar a fondo las ollas con restos de comida quemada en el fondo. Tan sólo tienes que poner a hervir en esa misma olla agua con unos cuantos trozos de tomate fresco.



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Trucos con Té en el Hogar

Té

Los griegos lo llamaban ”la hoja divina” por su poder para disminuir la fatiga y proporcionar bienestar. Una taza de té, bien lo saben los ingleses, reconforta y anima, pero también sirve para muchas otras cosas. Averígualas echando un vistazo al nutrido recetario de nuestras abuelas.

Visillos amarillentos: El sol, el polvo o el humo del tabaco hacen que los visillos vayan perdiendo poco a poco su blancura y tomen un antiestético tono amarillento. En estos casos, las abuelas los teñían con infusión de té. Sumerge tus visillos en un recipiente con agua donde habrás añadido infusión de té en concentración que desees (cuanto más concentrada, más intenso será el color). Tus visillos tomarán un bonito color caramelo claro.


 

Trucos con Sal en el Hogar

Sal

Es mucho más que un condimento. Símbolo de la hospitalidad en muchos países, la sal siempre ha representado la prosperidad y la salud. Su papel en la botica es tan o más importante que el que desempeña en la cocina, sobre todo por su potente acción desinfectante, muy valorada por la medicina natural desde tiempos inmemorables.

Cacerolas muy sucias: Evitarás pasarte un buen rato rascando con el estropajo si llenas el fondo de la cacerola con sal y dejas que actúe durante dos horas. Una vez pasado este tiempo, retira la sal y lava la cacerola normalmente

Velas más duraderas: Para conseguir que las velas de cera se derritan más lentamente ponlas en remojo toda una noche con agua y sal.

Manchas de café: Para eliminar las manchas frescas de café, tan sólo tienes que espolvorearlas con abundante sal.

Prendas a todo color: Para que las prendas de algodón pierdan color añade un poco de sal al detergente.

Azulejos limpios: Cuando los azulejos están muy sucios o tienen moho, lo mejor es frotarlos con un cepillo y sal. 

 

 

Trucos con Remolacha en el Hogar

Remolacha

Por su robustez y su intenso calor carmesí la remolacha ha
sido considerada durante siglos como un alimento vigorizante, ideal para animar a las personas débiles y de carácter apocado. Si tú también necesitas un empujoncito, tanto físico como mental, confía en las virtudes de la buena remolacha.

Huevos de color rosa: El agua de cocer remolacha es un excelente tinte alimentario natural y totalmente inocuo, les dará un bonito color rosado a, por ejemplo, los huevos duros. Pon los huevos fresco a hervir en el caldo de remolacha y lograras un huevo de Pascua muy original. Si pones gomas elásticas a su alrededor, conseguirás unos divertidos huevos a rayas. A tus hijos les encartará la idea.

Trucos con Puerros en el Hogar

Puerros

Es un pariente cercano de la cebolla y, al igual que ella, tiene numerosas propiedades medicinales. Y es que los puerros sirven para mucho más que para comerlos con patatas. En jarabe, licuados o en infusión, los puerros te pueden sacar de más de un apuro doméstico. Haz la prueba y verás.

Para eliminar los gusanos de la madera: Si tu mueble favorito está a punto de ser devorado por entero por estos inoportunos animalillos, evítalo con este sencillo truco. Consiste en pasar a diario, y durante una semana, una rodaja de puerro por las partes afectadas. Elige un puerro grueso y renueva a rodaja tantas veces como sea necesario si la invasión no ha sido demasiado importante, solucionarás el problema con éxito.


Trucos con Plátano en el Hogar

Plátanos

Los plátanos nunca deberían faltar en el frutero, sobre todo en las casas donde hay niños. Deliciosos y muy nutritivos, proporcionan al organismo energía y salud a raudales. Pero el plátano tiene otros muchos usos. Desde abrillantar los zapatos hasta hidratar el cutis, te sacará de más de un apuro.

Limpiar a fondo las botas de vino: No es fácil eliminar las frecuentes manchas que aparecen en las botas de vino. Para conseguirlo nuestros antepasados utilizaban algo tan sencillo como la cara interior de una cáscara de plátano. Frotándola repetidamente sobre la superficie, no sólo limpiaremos la piel marchada sino que también la hidrataremos a fondo, dejándola más brillante.

Zapatos viejos resplandecientes: Si quieres devolver el brillo unos zapatos viejos y estropeados nada mejor que frotarlos a conciencia con la parte interna de la cascara de un plátano. No te asustes si queda manchas. Pásales seguidamente una media vieja o un paño suave y, además de eliminar esas manchas, conseguirás darles a tus zapatos un brillo que no tenían ni en sus mejores momentos.

Trucos con Pimienta en el Hogar

Pimienta

Es uno de los alimentos más utilizados en la cocina. Antiguamente, la pimienta era muy valorada, no sólo por sus cualidades gastronómicas sino también por su poder medicinal. En aquel entonces su precio era elevadísimo, por lo que su uso estaba reservado únicamente a las clases más pudientes.

 

Abrigos de piel: Antes de guardar tu abrigo de piel hasta el próximo invierno, espolvoréalo con una pequeña cantidad de pimienta molida y envuélvelo con papel de diario. La pimienta te ayudará a conservar el abrigo en excelentes condiciones durante el verano. Cuando llegue el momento de ponértelo de nuevo, cepíllalo cuidadosamente para retirar la pimienta y, ya o verás, estará como nuevo.


Trucos con Perejil en el Hogar

Perejil

Condimento insustituible en la cocina, el perejil es también un remedio medicinal y cosmético muy utilizado. Ya en la Antigüedad se preparaban los más diversos brebajes -mitad mágicos, mitad medicinales- para curar los males. Alguna de estas recetas están, todavía hoy, totalmente vigentes.

Manos con olor a cebolla: Para eliminar el olor que queda en las manos después de cortar cebolla, ponlas bajo el chorro de agua fría y frótalas con un buen puñado de hojas de perejil durante un par de minutos. El olor desaparecerá.

Fondues sin salpicaduras: Si añades una rama de perejil en el cazo de la fondue, evitarás que salpique el aceite al introducir la carne.

Evitar el olor a aceite en tu casa: Cuando hacemos frutas es prácticamente inevitable que la casa se llene de un desagradable olor a aceite. Para evitarlo, añade, al mismo aceite en el que realices la fritura, una rama entera de perejil fresco. El perejil absorberá los olores y, además, evitará las salpicaduras. Renueva la rama de perejil cuando ya esté muy quemada.