manzanilla

 

No Sufrir al Padecer la Varicela

No Sufrir al Padecer la Varicela

Suerte que la varicela sólo se pasa una vez en la vida, porque el malestar que causa… Nuestras abuelas tenían mil y un recursos para que sus hijos y nietos no sufrieran tanto cuando padecían esta enfermedad que, sin duda, debe seguir su curso para curarse.

BAÑO DE GUISANTES FRESCOS– Si no tenían previsto cocinar guisantes para comida, alteraban sus planes y los hacían ¿Por qué? Para aprovechar el agua de la cocción. Y es que el agua de los guisantes frescos calma la irritación de la piel y la sensación de picor que causa la varicela y, en consecuencia, disminuyen las inaguantables ganas de rascarse. Las abuelas cogían un paño de algodón, lo empapaban en el agua de los guisantes y, tras escurrirlo ligeramente, lo aplicaban por todo el cuerpo del enfermo una y otra vez, hasta que se calmara. También bañaban al enfermo en agua turbia a la que habían añadido la de cocer los guisantes o un vaso de vinagre de sidra.

PLANTAS “RECUPERADORAS”Y en su cocina no faltaba una infusión de plantas que aceleran la curación de la varicela: albahaca, manzanilla, poleo, caléndula y verbena. Mezclaban estas hierbas a partes iguales y añadían dos cuchara-das en tres cuartos de litro de agua hirviendo. La daban a beber varias veces al día aderezada con miel y limón. 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

El Dolor de los Pezones Agrietados

El Dolor de los Pezones Agrietados

Mi abuela, que tuvo y crió a cinco hijos, sabía perfectamente lo que era tener los pezones doloridos y agrietados. Y eso que ella era sumamente cuidadosa y, cada vez que daba de mamar a su hijo, procuraba lavarse y secarse muy bien los senos…

CON UN HUERTO Y UN MALVAR…– En ocasiones, ella preparaba una especie de cataplasma que se aplicaba en los pezones siempre que le dolían o le salían pequeñas grietas aunque no estuviera dando el pecho a su hijo. La base de este ungüento son las hojas y flores de malva, una planta muy querida por mi abuela, que siempre mencionaba el refrán “Con un huerto y un malvar hay medicinas para un hogar”. Cogía una pizca de malva, un trocito de manteca de cerdo un poco de vaselina, lo mezclaba y después se lo ponía en los pezones.

APLIQUES DE MANZANILLA– Cuando no tenía tiempo de preparar el ungüento anterior, lo que hacía simplemente era una infusión bastante cargada de manzanilla y, antes de que se enfriara, humedecía con ella una gasa y, bien escurrida, se la aplicaba sobre los pezones hasta que sentía alivio.

DULCES MASAJES– Otra de las soluciones rapidísimas y muy efectivas a las que recurría mi abuela era untarse los pezones agrietados con aceite de oliva o miel y darse un masaje muy suave. 



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Potenciar el Sueño en los Niños

Potenciar el Sueño en los Niños

Estos son los síntomas: ojeras hasta los pies, mal humor, agotamiento… No es ninguna enfermedad, tan sólo se trata de los padres de un niño que no duerme. ¿Qué hacer en estos casos? Armarse de paciencia y aplicar estos trucos.

BEBES LLORONES– Mi abuela decía que cuando un bebé lloraba mucho y se despertaba por la noche era porque tenía las tripas revueltas. El caso es que, dándoles hierbas digestivas. como el anís verde o la manzanilla, los pequeños dormían mucho mejor. Si los niños son menores de 2 años basta con darles una cucharada sopera de cualquiera de estas dos infusiones después de cada toma. Si son más mayorcitos, tomarán media taza de infusión antes de irse a la cama. En este caso, puedes probar con tisanas de efecto más contundente, como la pasiflora o la tila.

ALMOHADAS SORPRESA– Cuando éramos pequeños nos encantaba descubrir las “sorpresas” que mi abuela nos dejaba bajo la almohada. Esas sorpresas eran mucho más que un juego. Y es que colocando bajo la almohada unos saquitos de algodón en los que habremos añadido flores de lavanda los niños duermen más y mejor. Si eres mañosa, puedes confeccionar los saquitos en formas divertidas ¡les encantará! También puedes echar sobre la almohada unas gotitas de infusión concentrada de manzanilla



Puedes ver el vídeo del consejo tras la publicidad:

Potenciar el Sueño

Potenciar el Sueño

Antiguamente se creía que las personas que no podían dormir bien corrían el peligro de que sus almas abandonaran sus cuerpos y no volvieran nunca más. Si cada mañana te levantas como un zombi, aplica estos trucos anti-insomnio.

UNA BOMBA CONTRA EL INSOMNIO– Para luchar contra la falta de sueño mi abuela empezaba aconsejando manzanilla, seguía con tila, continuaba con el espliego y, cuando ya había agotado todas las posibilidades, lo intentaba con Ia pasiflora, una auténtica bomba contra el insomnio. Prepara una infusión de pasiflora añadiendo una cucharadita de esta hierba en una taza de agua caliente. Deja reposar cinco minutos y filtra. Toma una taza antes de irte a dormir y otra algo más tarde, si no logras conciliar el sueño.

SAQUITOS “SOMNÍFEROS”– Mi abuela confeccionaba saquitos de algodón en los que introducía dos puñados de flor de lúpulo. Después colocaba el saquito bajo a almohada del insomne y le deseaba dulces sueños. A día siguiente, se levantaba como nuevo.

COMER PARA DORMIR– Si a un vaso de leche vegetal le añades una pizca de canela y una cucharada de miel, dormirás mucho mejor. Lo mismo ocurre con la lechuga. Hierve cuatro hojas durante dos minutos, filtra y bébete el caldo. La lechuga resulta idea para cuando los nervios no te dejan pegar ojo.

Potenciar “Culitos” sin Escoceduras

Culito sin Escoceduras

Si los bebés pudieran hablar, nos podían explicar lo mal que lo pasan cuando tienen el culete escocido. Por suerte, las abuelas, acostumbradas a solucionar los problemas de su numerosa prole, conocían muchos remedios para mantener el culito de los bebés en las mejores condiciones.

CALÉNDULA– Lo mejor para aliviar las escoceduras de un bebé es dejarlo el mayor tiempo posible con el culito al aire. Además, mi abuela recomendaba efectuar los lavados en la zona con infusión tibia de caléndula, romero y flor de saúco. Esta infusión calmaba la irritación y ayudaba a curar las molestas escoceduras. También resulta muy eficaz la pomada de caléndula (en herboristerías).

EL PIPÍ QUE NO HACE PUPA- Las abuelas también recomendaban dar a los bebés escocidos pequeñas cantidades de infusión de manzanilla. Esta planta hace que el pipí sea menos ácido y no irrite tanto la piel. Si le estás dando el pecho a tu bebé, bebe también tú una infusión suave de manzanilla y evita los alimentos fuertes y especiados.

HUEVO– Cuando la irritación resulte muy molesta, “pinta” el culito de tu bebé con yema de huevo cruda ligeramente batida. Retíralo con agua al cuarto de hora. El huevo hidrata y calma la piel.

 

Uso de la Manzanilla en el Hogar

Manzanilla

Es la planta medicinal más popular. Una infusión de manzanilla puede aliviar los más diversos males, desde la depresión a las palpitaciones. Pero la manzanilla tiene otros muchos usos, tanto cosmética -aclarando el pelo hidratando la piel- como en el hogar.

Almohadas sedantes: El suave aroma de la manzanilla tranquiliza los nervios y predispone al sueño. Para dormir mejor, una buena idea es elaborar lo que se denomina una almohada sedante. Rellena una funda de almohada de algodón hasta la mitad con flores secas de manzanilla. A continuación, acaba de llenarla con otras plantas sedantes (tila, angélica, lúpulo, melisa, etc.) y ciérralo. Duerme sobre ella y soñarás con los angelitos.

Uso de la Manzanilla en la Belleza

Manzanilla

Es la planta medicinal más popular. Una infusión de manzanilla puede aliviar los más diversos males, desde la depresión a las palpitaciones. Pero la manzanilla tiene otros muchos usos, tanto cosmética -aclarando el pelo hidratando la piel- como en el hogar.

Cabellos más claros: La crema de manzanilla es un tinte natura muy utilizado antiguamente. La manzanilla y el caolín aclaran el pelo y le dan unos bonitos reflejos dorados.

Necesitarás: 5 cucharadas de manzanilla, ½ litro de agua destilada, una yema de huevo y dos cucharadas de caolín (arcilla blanca).

1- Echa la manzanilla en el agua y hierve a fuego lento durante 25 minutos.

2- Filtra y mezcla la mitad del líquido con la yema de huevo y el caolín.

3- Aplica la crema y aclara, tras un cuarto de hora, con el resto de la infusión.

Piel joven y sin arrugas: La infusión de manzanilla tonifica la piel y previene la aparición de arrugas. Una buena idea es lavar la piel a diario con esta infusión. Se trata de un remedio ideal, sobre todo, para prevenir las temidas “patas de gallo” que aparecen alrededor de los ojos. La infusión se prepara echando una cucharada de manzanilla en una taza de agua hirviendo. Deja reposar la infusión durante cuatro minutos y filtra. El líquido se utilizaba en frío.

Beneficios de la Manzanilla Para la Salud

Manzanilla

Es la planta medicinal más popular. Una infusión de manzanilla puede aliviar los más diversos males, desde la depresión a las palpitaciones. Pero la manzanilla tiene otros muchos usos, tanto cosmética -aclarando el pelo hidratando la piel- como en el hogar.

Alivio para el picor:Las compresas empapadas en infusión de manzanilla refrescan la piel y calman el picor.

Freno al dolor: El aceite de manzanilla es uno de los calmantes naturales más eficaces que existen Se prepara dejando en maceración 25 gramos de flores secas de manzanilla en 100 ml de aceite de oliva durante dos horas. Filtra y embotella. Masajea las zonas doloridas con este aceite y pronto notarás alivio.

Tisana para las palpitaciones: Para calmar un corazón desbocado, puedes tomar la siguiente tisana. Mezcla flores de manzanilla romana, melisa y menta. Echa una cucharadita en una taza de agua hirviendo y filtra a los dos minutos. Toma una taza cada vez que notes molestias.

Alivio para la depresión: Una tisana muy reconfortante y de gran utilidad para aliviar los síntomas de la depresión es la mezcla de manzanilla, flores de azahar y tila. Mezcla a partes iguales estas tres plantas y añade una cucharadita de la mezcla en una taza de agua hirviendo. Filtra y bebe dos tazas al día después de las comidas.